Iglesias Cristianas de Dios

 

[CB9]

 

 

 

 

 

 

 

Nimrod y la Religión Falsa [CB9]

 

(Edición 1.0 20030904-20030904)

 

 

Y Cus engendró a Nimrod y éste comenzó a ser un poderoso sobre la tierra. Este artículo ha sido adaptado del Capítulo 5 del Volumen 1 de la Historia de la Biblia por Basil Wolverton, publicado por la Prensa del Ambassador College.            

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369, WODEN ACT 2606, AUSTRALIA

 

Correo electrónico: secretary@ccg.org

 

 

 

(Derechos de propiedad literaria ã 2003 Christian Churches of God, éd. Wade Cox)

Tr. 2005 por Nelly Veede en colaboración con François Sylvain

 

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre del editor y dirección y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas. Las citas breves pueden ser incluidas en artículos críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria.

 

Este documento se puede obtener desde los sitios internet:
http://www.logon.org y http://www.ccg.org


 

 

Nimrod y la Religión Falsa [CB9]

 


Después del diluvio

 

Muchos años transcurrieron  y los hijos de Noé tuvieron muchos hijos y sus hijos se hicieron adultos y tuvieron más hijos. Pronto hubo mucha gente sobre la tierra nuevamente. Toda esta gente que pobló la tierra eran descendientes de los tres hijos de Noé y sus esposas (Gén. 9:19).

 

Según pasaron los años el número de personas se acrecentaba. En esa época, todo el mundo hablaba un mismo lenguaje. Como se trasladaron al este, encontraron una planicie en Sinar y allí se instalaron (Gén. 11:1-2). Los hombres comenzaron a erigir hogares, graneros, almacenes, y todo tipo de edificios. No pasó mucho tiempo antes que pequeños villorrios empezaran a desparramarse por toda la planicie. Más y más familias eligieron esa área para vivir. De manera que las personas se estaban mudando nuevamente para estar todas juntas exactamente igual que antes del diluvio.

 

Allí había muy pocas rocas y árboles. Probablemente ninguna ciudad grande habría sido construida allí si no fuese porque se descubrió que gran parte del suelo era bueno para hacer excelentes ladrillos. Estos fueron hechos, presionando arcilla húmeda en forma de bloques cocinándolos luego al sol o alrededor de fogatas. Así que el pueblo usó ladrillos en lugar de piedras y brea en lugar de argamasa para unir los ladrillos (Gén. 11:3). Ellos entonces dijeron “Venid, construyámonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue a los cielos, y hagámonos un nombre, no sea que seamos dispersados por toda la faz de la tierra."

 

Esto no le agradó a Dios. Él sabía que cuando las personas se amontonan en edificios atestados, no son capaces de obtener lo mejor de las cosas buenas. Él había hecho la creación para los humanos para que pudiesen encontrarse en los campos, bosques, montañas, arroyitos y aún en los desiertos y mares. Además, era más probable que los hombres violaran las reglas de vida feliz de Dios si vivían en masa. Dios le había ordenado a Noé y a su familia que los pueblos debían distribuirse por toda la tierra.

Nimrod se Convierte en un Héroe

 

En esta época de la historia humana había un hombre que se llamaba Nimrod, que era descendiente de uno de los hijos de Noé, Cam. En realidad era el bisnieto de Noé, y el nombre de su padre era Cus.

 

Nimrod, si aceptamos una base hebrea para el nombre, significa, rebelión o el valiente, según el diccionario hebreo de Strong 5248.

 

Es muy probable que los hebreos asociaron este nombre con la rebelión, por ende a esta palabra se le dio ese uso. Por cierto que Nimrod hizo honor a su nombre si es que éste era en realidad rebelión.

 

No obstante, el nombre puede haber derivado de la Ninurta mesopotámica, la cual se aplicó luego a un dios de la guerra al que también se lo llamaba el arco, el héroe poderoso, cuyo culto estaba muy difundido a fines del Segundo Milenio AEC. Su nombre podía encontrarse en los últimos reyes de ese periodo y el rey asirio, que fue el primer asirio que gobernó sobre toda Babilonia, fue llamado Tukulti-Ninurta I (aprox. 1246-1206 AEC). Recientemente, los eruditos han tratado de sugerir que en realidad este rey era él que originó el nombre Ninurta. Sin embargo, él gobernó en una fecha demasiado tardía y es más probable que haya sido nombrado según su predecesor Nimrod, y el culto de Ninus, otro dios del oriente, también estaba ligado a Ninurta. Tanto Ninurta como Ninus probablemente se deriven del predecesor Nimrod.

 

A menudo, a causa de que Nimrod era un hijo de Cus, algunos eruditos que no creen en la veracidad de la Biblia asocian a éste con el Faraón Amenofis III (1411-1375). Esto se basa en el hecho de que los hijos de Cus emigraron de la Mesopotamia a Etiopia. Sin embargo, estos parecen haber venido de Kussu, la cual queda al este de la Mesopotamia, y algunos de los hijos de Cus probablemente hayan ido aún más al Este a la cuenca del río Indo, en lo que actualmente es Pakistán y prosiguieron más allá hasta la India.

 

También Asiría fue en algún momento llamada la tierra de Nimrod y él estableció ciudades en Babel o Babilonia, Erek,, Acad y Calne en Sinar, el cual es el nombre primitivo de Sumeria. Esto estaba asociado con Asur y Nínive, la cual fue en un tiempo la ciudad más poderosa de los asirios y su capital en la cúspide del poderío del Imperio Asirio. Estas tierras están en, o próximas a, la Irak moderna.

 

La Biblia nos dice que Nimrod era un “vigoroso cazador delante de Yahovah (Jehová) (o el Señor)” y, por lo tanto, un hombre grande, fuerte y de aspecto feroz. A causa de su poder y habilidad como cazador exitoso de animales salvajes que atacaban a las personas, él se convirtió en un héroe y líder entre la gente de su tribu (Gén. 10:8-9). Igual que muchos otros de su tiempo, él conocía las leyes de su Creador, pero odiaba esas leyes. Nimrod pensaba que si él vivía conforme a las reglas de Dios, él no disfrutaría de la vida, exactamente igual a lo que muchas personas hoy en día han sido llevadas a creer. Él vivía conforme a sus propias leyes, e intentó probar a otras personas que ellas deberían hacer lo mismo.

 

Nimrod se convirtió en jefe del pueblo que se agrupó en el poblado principal de los que había allí desparramados en la tierra de Sinar. Es probable que hubiese muchas familias a las que no les gustaba el modo en que él les dio órdenes, pero cuando quiera los animales feroces atacaban, Nimrod y sus guerreros peleaban para proteger a la gente del poblado. Más adelante, Nimrod construyó un muro alrededor del creciente poblado. Hechos de este tipo contribuyeron a convertirlo en un guía de mucha fortaleza, y fue la causa para que más familias se mudaran al poblado y se establecieran bajo su mandato.

 

Antes que hubiesen pasado muchos más años, el poblado se había convertido en una ciudad. Era la primera gran ciudad en ser construida sobre la tierra después del diluvio. Era una maravilla de tal magnitud, que las personas venían de lejos para contemplar la gran masa de edificios y murallas enormes. Esa tierra más tarde fue conocida como Babilonia, y el nombre de la ciudad fue Babel o Babilonia (Gén. 10:10). Esta palabra es de origen acadio y significa “puerta a un dios” (ver nota en Gén. 10:10 y 11:9, Biblia de Jerusalén)

Nimrod Comienza el Culto a Ídolos

 

Nimrod se volvió el hombre más temido del país. Su poder y riqueza crecieron como Babilonia creció. Él dictaminaba las leyes, y esas leyes decretaban que los babilonios no debían considerar al Dios de Noé como su gobernante, sino que debían ser regidos por gobiernos humanos. Nimrod también les enseño que Satanás debía ser honrado, adorando objetos que podían ser vistos, tales como el sol, serpientes y toda otra suerte de cosas (Rom. 1:21-23).

 

El nombre del Dios de Babilonia era Bel, lo cual es una forma de Ba`al, que significa señor o dueño. Otro nombre era Merodac, quien era un “Dios de la Guerra” babilónico (Jer. 50:2). En el lenguaje hebreo, el nombre era Ba’al. Él era el dios-sol, consorte de Astoret o Astarté o Istar o en inglés Easter por la cual es nombrada la festividad del mismo nombre (las Pascuas Floridas). Bel era considerado el dios principal entre muchos ídolos. Nimrod aumentó su poder sobre sus súbditos nombrándose el sumo sacerdote de Bel o Ba’al y de Merodac. Allí en la antigua Babilonia nació la religión falsa que subrepticiamente se ha introducido prácticamente a toda religión. Aún hoy en día millones y millones de personas que tal vez quisieran vivir de acuerdo a los modos correctos no se dan cuenta que su modo de adoración es casi idéntico al antiguo culto idolátrico y ritos paganos que tuvieron su comienzo en Babel. Personas que se auto nombran Cristianas hoy en día, observan los festivales babilónicos del solsticio en la Navidad y el de la Semana Santa, el cual es el festival de Istar cuyo consorte murió un viernes y fue resucitado un domingo. Este consorte a menudo era nombrado de varias maneras en los cultos del Misterio, tales como Attis en el Oeste y Adonis de los griegos u Orfeo y Dionisio entre los griegos o Baco entre los romanos.

La Torre de Babel

 

Una de las artimañas de Nimrod para mantener al pueblo bajo su dominio fue construir una torre tan gigantesca que provocaría el asombro y maravilla de todos. Iba a ser el templo más alto que jamás se hubiese construido, y un monumento al dios sol en el centro de un gobierno mundial (Gén. 11:5).

 

Las personas trabajaron como esclavos por un largo tiempo para erigir tan sólo la base de la torre. Luego poco a poco, la torre tomó forma elevándose hacia el cielo. El plan de Nimrod de construir un monstruo de ladrillos que se erigiera amenazante sobre la planicie de Sinar se estaba desarrollando a su entera satisfacción.

 

Entonces intervino Dios. Él vio que Babel sería sólo el comienzo de lo que los hombres tratarían de llevar a cabo. Si continuaban sin ser frenados, ellos desarrollarían conocimiento tan rápidamente que la tierra sería destruida mucho antes de los seis mil años concedidos a Satanás para controlar a la humanidad. Ellos se convertirían en elohim o dioses y debían ser frenados (Gén. 11:6). ¡Imaginémonos lo que hubiese sido si hombres como Nimrod hubiesen sido capaces de desarrollar  armamentos como los que tenemos hoy en día!

 

Por lo tanto el falso sistema de culto en Babel fue interrumpido y dispersado y los lenguajes confundidos porque los hombres estaban progresando tan rápidamente en conocimiento que de seguro terminarían por destruir al planeta mucho antes del esquema de tiempo dado a Satanás.

 

Comienzan Muchos Lenguajes

 

El Señor dijo “El pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; han comenzado la obra y nada los hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Ahora, pues, descendamos y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero” (Gén. 11:5-6). Entonces algo les ocurrió a los hombres que trabajaban en la torre. Empezaron a acusarse mutuamente de no hablar claramente. Algunos hablaban de una manera mientras que otros de una manera distinta. Cuanto menos se entendían entre ellos mayor era la discusión. Las discusiones se volvieron riñas. El trabajó se paró (Gén. 11:7-8). Dios les ocasionó hablar en tantos idiomas diferentes que la falta de comunicación hizo que fuera imposible continuar trabajando en el templo. Desde entonces la torre fue llamada “Babel” porque “Babel” significaba “confusión” en el lenguaje original de Noé usado allí (DHS 894) y ha retenido este significado desde entonces.

 

Al no entender el habla de sus vecinos, muchas familias que vivían en, o en los alrededores de, la ciudad de Babilonia, se mudaron buscando como ganarse la vida en lugares distantes en el territorio. Esto era lo que Dios quería que hiciesen (Gén. 10:25 y Deut. 32:7-8). Su método de dispersarlos confundiéndoles el idioma fue un duro golpe a los planes de Nimrod que eran de rápido crecimiento de su reino y mayor control sobre los hábitos, costumbres  y comportamiento social de los hombres.

 

Mas durante los próximos años, mientras el pueblo se estaba dispersando por la tierra, aquellos que permanecieron en Babilonia incrementaron en número. Además, muchas más personas hacían allí paradas en sus viajes.

Nimrod planea regir la tierra

 

Con el pasar de los años, Nimrod construyó otras ciudades en las planicies de Sinar en Babilonia. Él extendió su reino a Asiría. Los hijos de Cus, su padre, y sus hermanos, viajaron a los continentes de Asia y Europa e incluso bajaron hasta los países de Egipto y Etiopía en el continente de África. En todas partes este culto implantó la malvada costumbre de adorar al diablo en la forma de una serpiente o como el dios sol. Nimrod sostenía que Satanás el diablo tenía conocimientos secretos, los cuales sólo él era capaz de descubrir a sus semejantes. Un nombre que se asociaba a Nimrod vino a ser conocido entre los estudiantes de la Biblia como una forma de “Pedro” o Pawtah, el cual se basa en una raíz primaria que significa “abridor” en el lenguaje de Caldea o Babilonia y más tarde también en el hebreo.

 

Mientras tanto, muchos de los habitantes de la tierra tenían poco o nada que ver con los hechos de Nimrod. Algunas tribus habían viajado alejándose tanto de Babilonia que no tenían conocimiento alguno del comienzo de la adoración de ídolos. Y otros no se preocupaban gran cosa ni de Dios ni de los ídolos.

 

Una pequeña cantidad de personas sin embargo eligieron seguir obedeciendo a su Creador. Sem, uno de los hijos de Noé, era un guía entre los seguidores de Dios. Por muchos años él luchó contra las oleadas de adoración de ídolos que se extendían desde Babilonia.

 

Sem era el menor de los hijos de Noé y el tío abuelo de Nimrod. Sem, como sacerdote del Dios Altísimo, tenía la obligación de oponerse a Nimrod.

 

De que modo murió Nimrod no está muy claro. Pero murió, y Sem lo sobrevivió por muchos años. El sacerdocio de Sem tenía su base en Jerusalén y algunos de los reyes de allí eran sumos sacerdotes llamados Melquisedec o Adonai-zedek, lo cual significa Mi rey es Justicia o Mi Señor es Justicia.  Más tarde Abraham le pagó diezmos a Sem, como uno de sus Sumos Sacerdotes en Jerusalén.

 

La muerte de Nimrod fue una sorpresa terrible para sus seguidores. No llegaban a comprender como y porqué había sido permitido que muriese el sumo sacerdote del dios sol. De manera que muchos de sus súbditos perdieron la fe en su héroe por lo cual el sistema religioso que Nimrod había iniciado comenzó a desmenuzarse.

 

Pero Satanás no iba a abandonar su lucha para que la humanidad se volviese contra su Creador. Él obró de manera muy astuta para usar la muerte de Nimrod conmocionando a la humanidad a continuar con su adoración de ídolos. ¡Satanás tenía un plan para hacer que las religiones paganas fuesen algo que serían no sólo más y más populares en aquellos tiempos sino que ocasionaría que durasen por miles de años!

La Esposa de Nimrod

 

Para comprender como pudo pasar esto, debemos saber algo sobre la esposa de Nimrod, llamada Istar o Easter, en inglés. La Biblia se refiere a ella como Astoret y Astarté. Muchos la llamaban Semiramis. Sus prácticas lujuriosas aún se llevan a cabo tan distante al sur de África como Uganda (ref. Frazer, The Golden Bough (La Rama Dorada), ii, 275). La paloma dorada es asociada con Semiramis y ella es también conocida como la Cibeles Frigia o la Siria Atargatis. El nombre Atargatis es una versión griega de la consorte de Baal de Tarso, en lo que ahora es Siria. El nombre en un tiempo fue Até-ate´, el cual es el nombre de la diosa de Tarso. Su culto también se practicaba más al norte en un lugar llamado Hieropolis-Bambice, próximo al Río Éufrates (ver Frazer Ibíd., v, 162 & n. 2,3).

 

Cuando su esposo fue matado, ella según se dice se convirtió en la regente sobre el reino de él. Pero como muchos de sus súbditos no creían que Nimrod fuese el parigual-dios que él había sostenido ser, Semiramis temió perder el control sobre ellos. Ella sabía que debía idear algo que pareciese un gran milagro – algo que llenaría al pueblo de estupor y que demostraría que Nimrod era realmente un dios.

 

Algún tiempo después de la muerte de Nimrod, Semiramis dio a luz a un varón. Esto era exactamente lo que la malvada mujer necesitaba para llevar a cabo su ambicioso plan. Ella dejó correr la voz de que el bebé no tenía un padre humano, sino, que le había sido dado el ser mediante un mágico haz de luz del gran dios sol. Se decía que él era el hijo de Nimrod, venido para restaurar el gobierno de su padre.

 

Esta terrible mentira probablemente fuese demasiado para que alguno la creyera. Sin embargo, la reina logró retener el control sobre el reino. Nimrod era visto más y más como el hijo-dios. Además, a causa de esfuerzos adicionales de ella, Semiramis comenzó a ser adorada como la madre de dios. También se la conocía como ‘La Madre Virgen’ y ‘La Reina de los Cielos’ (Jer. 7:18; 44:17-19, 25). Ella fue la primera regente religiosa del mundo. El culto que la siguió fue él de Cibeles como una Madre diosa en el medio oriente.

 

Todo esto ocurrió hace más de cuatro mil años. Fue el verdadero comienzo de varias religiones paganas, y tuvo un efecto tan poderoso a través de los siglos, que aún hoy muchos pueblos veneran una “Reina de los Cielos” aunque nunca haya existido una persona tal.

 

Satanás obró de un modo tan taimado, que estos antiguos símbolos de adoración de ídolos, fechas, costumbres, ideas y tradiciones, se han mezclado con el modo en que la mayoría de las personas adoran hoy en día. Estas cosas del pasado, a las cuales la Biblia llama “los misterios ocultos” aún ocultan la verdad a millones que en verdad quieren obedecer a Dios.

Días Festivos Paganos Celebrados Actualmente

 

A través de las Escrituras, Dios nos dice que no debemos aprender las costumbres de los adoradores de ídolos (Jer. 10:2 y Deut. 12:30-31). Por otra parte, muchos líderes religiosos sinceramente nos dicen que sería pagano no observar como santo el 25 de diciembre. ¡Esta fecha era observada por estos paganos de la antigüedad como el día del nacimiento del hijo de la Madre de los Cielos asociado con Nimrod y el dios del sol! 

 

Semiramis y sus seguidores sostenían que en el 25 de diciembre, un árbol siempre verde brotó durante la noche de un tocón seco en Babilonia, y que Nimrod volvería secretamente todos los años a la misma hora para dejar presentes en el árbol. Éste es el verdadero comienzo de lo que ahora se celebra como Navidad. Santa Claus o Papá Noel arribó mucho más tarde y hemos examinado eso en otro estudio. Vea el estudio ¿Por qué no celebramos la Navidad? [CB24].

 

Otra fecha observada como festividad religiosa universal es la del nacimiento de Semiramis o Istar. Ella falsamente alegó que había vivido como un espíritu antes del diluvio, y que había bajado a la tierra en un gran huevo que dejó caer al río Éufrates. La diosa en el huevo de Istar (Easter egg) era ni más ni menos que Semiramis bajo otro nombre.

 

(Nota traductor. El nombre inglés pera designar las Pascuas Floridas o Semana Santa es Easter que se pronuncia Istar, por lo tanto “Easter egg” es lisa y llanamente, Huevo de Pascua o huevo de Istar; La festividad del nacimiento de Istar es por lo tanto la de la Semana Santa, Jueves y Viernes Santo y Domingo de resurrección).

 

Hallamos que Easter es mencionado en la Biblia King James (Hechos 12:4). Sin embargo, esto fue mal puesto allí por los traductores en lugar de la palabra “Passover” o “Pascua”. La “Pascua” es una de las festividades que Dios quiere que observemos mientras que el Domingo de Resurrección, con sus servicios antiguos de salida del sol, es enteramente pagano (1Cor. 5:7-8). Ver el artículo Días Santos de Dios [CB22].

 

Ahora podemos comenzar a entender como obró Satanás por medio de Nimrod y Semiramis para inducir a los seres humanos a creer mentiras (Apo. 12:9), exactamente como indujo a Eva a creer la primera mentira.

 

Los otros dioses de este relato cargan otras mentiras tales como Attis, quien era considerado ser el único Dios que era ambos Padre e Hijo y quien vino hacia la Tierra y fue muerto en un madero y enviado al infierno en un viernes y resucitado un domingo. Éste es el origen del relato de Easter y no es el mismo que él de Cristo siendo sacrificado en la Pascua. También es el origen del Dios Trino introducido al Cristianismo.

 

Éste es el falso sistema que llamamos el Misticismo y que ha penetrado todas las religiones del mundo.

 

Sin embargo, no siempre será capaz Satanás de engañar a los seres humanos. Pronto será el tiempo en que su poder será suprimido por mil años (Apo. 20:1-3). Entonces las religiones falsas serán borradas. El mundo recibirá toda la verdad con gran felicidad - mucha de la cual ha sido apartada de nosotros por tan largo tiempo.

 

 

q


 

 

Emprty Trailer