Iglesias Cristianas de Dios

[021]

 

 

 

Comentario sobre Hageo

(Edición 1.0 20060910-20060910)

 

Dios le ordenó a Hageo que profetisara con respecto a la restauración y la construcción del Templo. El texto complementa a Zacarías y es de naturaleza dual. Examina el sistema milenario y  la conversión de los Gentiles.

 

 

 

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369,  WODEN  ACT 2606,  AUSTRALIA

 

E-mail: secretary@ccg.org

 

 

(Propiedad Intelectual ã  2006 Wade Cox)

(Tr. 2006)

 

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre y dirección del editor y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas.  Las citas breves pueden ser incluidas en artículos  críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria.

 

Este documento se puede obtener desde los sitios de Internet:
http://www.logon.org y http://www.ccg.org

 

 


Comentario sobre Hageo [021]

 


Introducción

El nombre Hageo proviene de la palabra Hag o fiesta, o festival. El texto es entregado en la Luna Nueva, en lo que Bullinger considera  (Companion Bible, nota de pie. 1) como el Sábat de la Luna Nueva. Es el Sexto mes o el mes de Elul. Es en el Segundo año de Darío el persa cuando Jehová brinda por medio de Hageo, la instrucción de completar el Templo.

 

Por lo tanto este texto es una instrucción de Jehová a Judá en tandem con la profecía dada por medio de Zacarías.

 

La orden es impartida en el Primer año del  Septuagésimo primer Jubileo. La estructura completa de  70 Jubileos desde el cierre del Eden es completada con el Jubileo en 424/3 AEC, y es entonces que el Templo debe ser reconstruido. Esta es la segunda orden impartida por Dios pero el trabajo se detuvo por un período desde el decreto de Ciro hasta Artajerjes I quien detuvo la construcción, y fue paralizada hasta el  Segundo año de Darío el persa (ver el artículo La Señal de Jonás y la Historia de la Reconstrucción del Templo [013]).

 

Dios habló a Judá con respecto a su negligencia. El mensaje consta de cuatro partes.

 

1. La Palabra de Jehová. El texto comienza con una reprobación por negligencia. (Hag. 1:1-4).

2. Los dichos del pueblo son luego citados por Jehová.

3. Nuevamente es entregada la Palabra de Jehová .

4. Los dichos del pueblo son dados y son respondidos por Jehová.

 

La expresión idiomática hebrea para Dios hablando a través de los profetas es: “por la mano de”. De este modo se muestra la intención de que la profecía quede registrada por todos los tiempos. Las instancias están

 

contenidas en la nota al pie

 

de página 1 de “The Companion Bible”.

 

La palabra es dirigida a Zorobabel, que quiere decir sembrado en Babilonia (es decir Babel). Él provenía de la semilla real concebida o sembrada en Babilonia, y a  Josué el hijo de Josadac el Sumo Sacerdote.

 

El nombre Josué es el mismo que se le dió al  Mesías. El nombre completo es Yahoshua o Salvación de Yaho, que es la función del  Mesías como Sumo Sacerdote y también como Rey de Israel. El término hijo en el texto también se utiliza para nieto (c. 1Crón. 3:19 y Esdras 2:2 y 3:2). Ver también el artículo Genealogía del Mesías [119].

 

Josadac (Yahosedech) significa Yahovah/ Jehová es justo. El nombre completo Yahoshua, o Joshua ben Josedech, significa la Salvación es por medio del justo Jehová.

 

Josué es el primer Sumo Sacerdote del Templo para la Nueva Construcción. Ambos eran de edad muy avanzada cuando se recibió esta reprimenda. El Mesías será el Sumo Sacerdote para el retorno final a Jerusalén, que es el tema del mensaje a Zacarías. Así, estos textos están ambos relacionados con el reino milenial del Mesías.

 

La palabra gobernador en este caso proviene de la palabra persa pechah (de la cual nosotros derivamos Pasha) como prefecto o  sátrapa.

 

Salatiel significa llamado por Dios. El era el hijo de Jeconias (Joaquín) que fue llevado prisionero a Babilonia (2  Reyes. 24:15; 1 Crónicas. 3:17; c. Esdras 3:2,8; 5:2; Neh. 12:1; Mat. 1:12; Lk. 3:27).

 

El Primer Mensaje

 

Capítulo 1

 

 1:1 En el año segundo del rey Darío en el mes sexto, en el primer día del mes, fué palabra de Jehová, por mano del profeta Haggeo, á Zorobabel hijo de Sealtiel, gobernador de Judá, y á Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, diciendo: 2 Jehová de los ejércitos habla así, diciendo: Este pueblo dice: No es aún venido el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada. 3 Fué pues palabra de Jehová por mano del profeta Haggeo, diciendo: 4 ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de morar en vuestras casas enmaderadas, y esta casa está desierta?  (RV)

 

La pregunta se hace a Judá, cómo ellos han dejado la Casa de Dios en ruinas por mas de cien años cuando podrían haberla construido un siglo antes. De todos modos, hubo un Templo en Elefantina que funcionó por todo el tiempo en que el Templo en Jerusalén estaba en ruinas y eso no debe ser olvidado.

 

Jehová entonces les recuerda  las señales de su situación.


 5 Pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Pensad bien sobre vuestros caminos. 6 Sembráis mucho, y encerráis poco; coméis, y no os hartáis; bebéis, y no os saciáis; os vestís, y no os calentáis; y el que anda á jornal recibe su jornal en trapo horadado. 7 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos.   (RV)

 

Así, Jehová comienza y termina diciendo, “consideren cómo les ha ido”. Ellos no tienen nada porque no han honrado a Dios. La palabra, consideren  se utiliza cinco veces en el libro (1:5,7; 2:15, 18,23; c. Job 1:8; 2:3 e Isa. 41:22) y significa  pon tu corazón en o pon tu atención en. La intención es examinar a dónde fue conducido Judá  y los frutos de lo que ellos han hecho.

 

Jehová luego da la orden:


8: Vayan arriba de las colinas y lleven madera y construyan la casa, que yo pueda deleitarme en ella y que yo pueda aparecer en mi gloria, dice el SEÑOR.

 

El término aparecer en mi gloria es,  Yo me conseguiré mi honor. La palabra hebrea es ‘ekkabda. Esta es una de veinti-nueve palabras que no tienen la letra He al final (Massorah, de Ginsberg, Vol. 1, p. 281). La letra He equivale cinco. Bullinger (Comp. Bible nota al pie de pág. de v. 8) observa esto y dice que los Talmudistas consideraban que esto era así porque había cinco ítems que faltaban en el  Segundo Templo, estos son:

  1. El Arco de la Alianza;
  2. El Fuego Sagrado;
  3. La Sequina;
  4. El Urim y el Tummim; y
  5. El Espíritu de profecía.

 

Se afirma que la lista salvaguarda las instancias de las palabras que tienen la letra He al final. (Ejemplos en Ex. 14:4,17).

 

En el Templo milenial el Espíritu Santo en los elegidos como Templo de Dios reemplaza todos estos aspectos.

 

Jehová afirma que ellos buscaron mucho y recibieron poco. Lo que ellos almacenaron desapareció de un soplo. Él entonces da la respuesta: A causa de la Casa que permaneció en ruinas.  Porque ellos no hicieron nada durante un siglo completo desde el decreto de Ciro y el de Darío Histaspe cuando ellos podrían haber hecho algo, y Dios los castigó por este hecho. Fue solo durante el reinado de Artajerjes I  que la construcción se detuvo, pero ellos no hicieron ningún intento de retomar la construcción luego de que Artajerjes había suprimido la guerra civil (ver artículo No. 13 ibid.).

 

9: Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y soplo en ello. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre á su propia casa. 10 Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos.  11 Y llamé la sequedad sobre esta tierra, y sobre los montes, y sobre el trigo, y sobre el vino, y sobre el aceite, y sobre todo lo que la tierra produce, y sobre los hombres sobre y las bestias, y sobre todo trabajo de manos."  (RV)


Dios maldijo la tierra y sus frutos fueron retenidos por su desobediencia.

 

Cuando Dios les da esa reprimenda ellos se arrepienten.

   

   12 Y oyó Zorobabel hijo de Sealtiel, y Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, y todo el demás pueblo, la voz de Jehová su Dios, y las palabras del porfeta Haggeo, como lo había enviado Jehová el Dios de ellos; y temió el pueblo delante de Jehová. (RV)

                          

El pueblo fue entonces llamado a la acción. Entonces el Señor habló nuevamente por medio de  Hageo.


Entonces Haggeo, enviado de Jehová, habló por mandado de Jehová, al pueblo, diciendo: Yo soy con vosotros,dice Jehová. 14 Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Sealtiel, gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y vinieron é hicieron obra en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios. 15 En el día veinte y cuatro del mes sexto, en el segundo año del rey Darío  (RV)

 

El mensaje y el arrepentimiento tomó 24 días desde la Luna Nueva hasta el dia veinticuatro del Sexto mes. Ver también el artículo Las Ascenciones  de Moisés [070] para ver la secuencia del período desde Sivan hasta Elul, desde el Tercer mes hasta el Sexto.

 

El Segundo Mensaje

El Segundo Mensaje fue dado en el último día de la Fiesta de los Tabernáculos y antes del comienzo de el día Veintidós del mes Séptimo, que es el Último Gran Día, y es una fiesta por derecho propio. El simbolismo fue que Dios había dado las instrucciones desde la última Luna Nueva al final del período de caos, vacuidad y dispersión, y después de haber sido ordenada la restauración de Judá, a pesar de su propia indolencia y de su actitud impenitente. Dios entonces preparó al pueblo para la construcción durante su restauración en la Tierra Santa.

 

Luego Él les habló  durante el Séptimo mes y en lo que se considera representativo del sistema milenario, y antes de lo que es considerado como el período de la Segunda Resurrección de los Muertos. 

 

Ellos debían guardar la Fiesta, y entonces después de la Fiesta del Milenio ellos debían comenzar la construcción.

 

Este mensaje y profecía era de una naturaleza dual. Era también para esperar con interés la restauración de Judá en la Tierra Santa, y luego hasta su reprimenda y su arrepentimiento en el último período antes de la llegada del Mesías.

 

Vea el mensaje de Dios. Es un mensaje de coraje con respecto a Sus acciones al sacudir los cielos y la tierra y las naciones en ellas. Este período concierne a las guerras del fin y los Últimos Días. No está relacionado con la conversión en este momento, sino más bien esto concierne al proceso de subyugación y luego al arrepentimiento y la conversión (ver el artículo El Día del Señor y los Últimos Días [192] y Los Últimos Treinta Años: La Batalla Final [219]).

 

Capítulo 2

EN el mes séptimo, á los veinte y uno del mes, fue palabra de Jehová por mano del profeta Haggeo, diciendo 2 Habla ahora á Zorobabel hijo de Sealtiel, gobernador de Judá, y á Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, y al resto del pueblo, diciendo:3 ¿Quién ha quedado entre vosotros que haya visto esta casa en su primera gloria, y cual ahora la veis? ¿No es ella como nada delante de vuestros ojos? 4 Pues ahora, Zorobabel, esfuérzate, dice Jehová; esfuérzate también Josué, hijo de Josadac, gran sacerdote; y cobra ánimo, pueblo todo de la tierra, dice Jehová, y obrad: porque yo soy con vosotros, dice Jehová de los ejércitos.5 Según el pacto que concerté con vosotros a vuestra salida de Egipto, así mi espíritu estará en medio de vosotros: no temáis. 6 Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí á poco aun haré yo temblar los cielos y la tierra, y la mar y la seca:7 Y haré temblar á todas las gentes, y vendrá el Deseado de todas las gentes; y henchiré esta casa de gloria, ha dicho Jehová de los ejércitos.8 Mía es la plata, y mío el oro, dice Jehová de los ejércitos.:9 La gloria de esta casa postrera será mayor que la de la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos (RV)

 

El tesoro de todas las naciones  es traducido en la  Septuaginta (LXX) como los elegidos de todas las naciones. Debe referirse entonces a la Iglesia y la conversión de los  Gentiles.

 

El Templo Espiritual  se construye en un período de cuarenta  Jubileos o dos mil años desde el  30 EC hasta el Segundo Advenimiento.

 

La Casa de Dios en su totalidad será construída de Nuevo pero en el sistema milenario después del retorno del Mesías, y luego de la subyugación de las naciones. Este es el Santuario milenario al que hace referencia Ezekiel (c. Comp. Bible Nota al pie. de 2:7). La gloria del ultimo será mayor que la del primero (c. Ezek. 43:2-5). La casa física no será construída antes del Milenio pero durante el   mismo. El Primer  Jubileo del Milenio es el   Quincuagésimo o  Jubileo de Oro  desde que esta orden fuera impartida, y  Zacarías recibió la secuencia de la actividad (ver Comentario sobre Zacarías [297]  y también El Jubileo de Oro y el Milenio [300]).

 

El mensaje vino nuevamente por medio de Hageo en el día Veinticuatro del Noveno mes. El mensaje se refiere a lo sagrado y lo profano. Se refiere a la salvación de las naciones y su santificación. Las palabras carne sagrada en el texto es la carne del sacrificio, que se refiere anticipadamente a los elegidos de Dios. La palabra traducida cuerpo muerto es nephesh o alma y es uno de los 13 pasajes donde la palabra nephesh es utilizada para referirse a un cuerpo muerto. Aquí está haciendo una distinción entre los inconversos muertos y los vivos, de los elegidos llamados por Dios. Judá e  Israel serán restaurados para el Milenio pero todas las naciones también serán restauradas y llevadas a la santificación y santidad progresivamente. (Ver también Comentario sobre Zacarías [297] y Santificación de las Naciones [077]).

 

10: A veinticuatro del noveno mes, en el segundo año de Darío, fué palabra de Jehová por mano del profeta Haggeo, diciendo:11 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Pregunta ahora á los sacerdotes acerca de la ley, diciendo:12 Si llevare alguno las carnes sagradas en la falda de su ropa, y con el vuelo de ella tocare el pan, ó la vianda, ó el vino, ó el aceite, ú otra cualquier comida, ¿será santificado? Y respondieron los sacerdotes, y dijeron: .13 Y dijo Haggeo: Si un inmundo á causa de cuerpo muerto tocare alguna cosa de éstas, ¿será inmunda? Y respondieron los sacerdotes, y dijeron: Inmunda será. 14 Y respondió Haggeo y dijo: Así es este pueblo, y esta gente, delante de mí, dice Jehová; y asimismo toda obra de sus manos; y todo lo que aquí ofrecen es inmundo   (RV)

 

El altar fue erigido antes que el Templo y las ofrendas están siendo clasificadas como impuras. Sin embargo, esto se refiere a un tiempo futuro, a los intentos de Judá de ofrecer sacrificios sin arrepentimiento, conversión y bautismo.

 

15 Ahora pues, poned vuestro corazón desde este día en adelante, antes que pusiesen piedra sobre piedra en el templo de Jehová,16 Antes que fuesen estas cosas, venían al montón de veinte hanegas, y había diez; venían al lagar para sacar cincuenta cántaros del lagar, y había veinte.17 Os herí con viento solano, y con tizoncillo, y con granizo en toda obra de vuestras manos; mas no os convertisteis á mí, dice Jehová  (RV)

 

La referencia a Dios hiriéndolos alude a  Deuteronomio 28:22. No obstante, eso cambiará con el arrepentimiento.

18 Pues poned ahora vuestro corazón desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento al templo de Jehová; poned vuestro corazón. 19 ¿Aun no está la simiente en el granero? ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de la oliva ha todavía florecido: mas desde aqueste día daré bendición. 20 Y fué segunda vez palabra de Jehová á Haggeo, á los veinticuatro del mismo mes, diciendo: 21 Habla á Zorobabel, gobernador de Judá, diciendo: Yo haré temblar los cielos y la tierra; 22 Y trastornaré el trono de los reinos, y destruiré la fuerza del reino de las gentes; y trastornaré el carro, y los que en él suben; y vendrán abajo los caballos, y los que en ellos montan, cada cual por la espada de su hermano. 23 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel, hijo de Sealtiel, siervo mío, dice Jehová, y ponerte he como anillo de sellar: porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos.  (RV)

 

Las semillas serán sembradas y Dios bendecirá la siembra antes de que sea cosechada y la multiplicará.

 

La bendición de Judá ocurrirá cuando empiece a bendecir las naciones y el Templo  sea comenzado en Jerusalén bajo el Mesías. En ese día, la riqueza de la Tierra Santa va a incrementarse diez veces. La destrucción será aliviada y la tierra será restaurada.

 

La referencia al añillo de sello es paralela a  Zacarías 4:7-10 y 6:13 (c. Gen. 41:42 y Est. 3:10). El simbolismo también se observa en   Cantar de Cantares (Song of Songs) 8:6 y en Jeremías 22:24.

 

El elegido es el verdadero príncipe y gobernador de Isaías 9:6,7. Todos los elegidos son elegidos como David y su  línea fue elegida (1Reyes. 8:16, 11:34; c. ver además Zacarías. 12:8).

 

El Templo aún está en construcción, con piedras vivas y Dios no va a permitir la construcción de ninguna estructura física hasta el retorno del Mesías y la conversión de Judá. A ningún judío o gentil inconverso le será permitido formar parte del  Templo. Solo aquellos que se arrepientan y sean bautizados podrán participar en el proceso así éste no se tornará impuro. Los reinos de este mundo son derribados y aquello que fue sembrado en  Babilonia  será convertido en un añillo con sello para el Señor de los Ejércitos. Los impuros serán purificados y serán  Sagrados para el Señor y gobernarán como elohim, como reyes y sacerdotes en y desde Jerusalén.

 

q