Iglesias Cristianas de Dios

 

[022]

 

 

 

 

La Fuerza de Gedeón y los Últimos Días [022]

 

(Edición 2.1 19940507-19991218)

 

Este artículo examina la historia de Gedeón como profecía. El significado de la historia es expuesto con algunas implicaciones interesantes para el Cristianismo de hoy.

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369, WODEN ACT 2606, AUSTRALIA

 

Correo electrónico: secretary@ccg.org

 

 

 

(Derechos de propiedad literaria ã 1994, 1996, 1999 Wade Cox)

Tr. 2005

 

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre del editor y dirección y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas. Las citas breves pueden ser incluidas en artículos críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria

 

 

Este documento se puede obtener desde los sitios internet:
http://www.logon.org/spanish/
y http://www.ccg.org/


 

 

La Fuerza de Gedeón y los Últimos Días [022]

 


La historia de Gedeón tiene un simbolismo que se extiende mucho más allá de la restauración de Israel a los tiempos de Jerobaal y los Jueces, hasta hace más de tres mil años. Señala hacia la restauración del sistema y la lucha encarnizada con el sistema de Baal o Culto del Misterio en los últimos días.

 

La Restauración de los Últimos Días

 

¿Cómo será efectuada la restauración? Miqueas 5:3-6 dice de Mesías que:

 

Miqueas 5:3-6 3 Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz, y el resto de sus hermanos volverá junto a los hijos de Israel. 4 Y él se levantará y los apacentará con el poder de Jehová, con la grandeza del nombre de Jehová, su Dios; y morarán seguros, porque ahora será engrandecido hasta los confines de la tierra. 5 Él será nuestra paz. Cuando el asirio venga a nuestra tierra y entre en nuestros palacios, entonces enviaremos contra él siete pastores y ocho hombres principales, 6 que devastarán a espada la tierra de Asiria, a filo de espada, la tierra de Nimrod. Él nos librará del asirio cuando venga contra nuestra tierra y pise nuestras fronteras. (RV)

 

Los conceptos aquí son que:

 

El Mesías entregará los elegidos al sistema mundial hasta que la Iglesia (la que ha de dar a luz; Vea también a Apo. 12:13-17) esté completada. El dragón hace la guerra con el resto de la simiente de la mujer. Esto se equipara al quinto sello. También guarda relación con la continuación en la Gran Tribulación de la multitud que blanquea sus túnicas en la sangre del Cordero.

 

Cuando el número de la Iglesia esté completo, a saber el número completo de los escogidos o predestinados desde la fundación del mundo (Efesios 1:4), cuyos nombres se escribieron en el libro de la vida del Cordero en la fundación del mundo (Apo. 17:8) sea parte del cuerpo de Cristo, el fin vendrá.

 

Los tiempos del fin entrañarán una invasión por los ejércitos del norte. Éstas serán las últimas guerras del Rey del Norte relatadas en Daniel 11.

 

La profecía parece señalar que las guerras del fin conllevarán el surgimiento de siete pastores y ocho hombres principales para derrotar a los Reyes del Norte y establecer el prerrequisito para el Milenio. La explicación de estas guerras y su secuencia y su duración es el tema de otros artículos.

 

Miqueas establece el punto en Miqueas 5:7-15 que el remanente de Jacob estará en medio de muchos pueblos. Estarán entre los Gentiles como un joven león entre rebaños de ovejas. Ellos, en ese tiempo, serán invencibles. Esto se identifica como los últimos días en Miqueas 4:1.

 

Lo que nos preocupa, es cómo será la secuencia de esa actividad. ¿Cómo estarán preparados los elegidos para enfrentar las situaciones que afrontarán en el futuro?

 

Primeramente se establecen las precondiciones para el llamado de los elegidos. Esto finalmente da como resultado la cesación de las eras de las Iglesias. Hay cuatro eras de la Iglesia existentes en el tiempo de la venida del Mesías, según Apocalipsis 2:18 hasta 3:22. La Iglesia de Pérgamo parece no estar funcionando y ha sido destruida por guerra, o llevada al arrepentimiento, tal como se indica en Apocalipsis 2:16. Hay elementos vivos de esta iglesia, pero la estructura principal ha sido destruida este siglo, antes de las etapas finales de la llegada del Mesías.

 

Se entiende que estas eras existentes son: La de Tiatira, ahora concentrada en el Este Europeo; las eras de Sardis y Laodicea, que sólo pueden ser las iglesias que se hallan mayormente en el mundo de habla inglesa, las Américas y el Pacifico. Se indica que las iglesias de Laodicea y Sardis son rechazadas y les es negada la entrada al reino de Dios como estructuras. La Iglesia de Filadelfia es una organización pequeña en número y fuerza escasa, pero es pura y amada por Cristo. Es la Iglesia del amor fraternal.

 

Estos términos son términos descriptivos y, de hecho, hay elementos de cada era en cada Iglesia. Los de Filadelfia están en todas las eras y son pilares para todas las eras, pero, en los últimos días, parece que se forman de los elementos de las otras cuatro iglesias antes de la llegada del Mesías.

 

Todo estas eras están dormidas en el tiempo del fin. Esto queda establecido por la parábola de las vírgenes sabias y las necias. Mateo 25:5-6 manifiesta que mientras el novio se tardaba, todas ellas se adormecieron y se durmieron. A la medianoche (en la parte más profunda de la noche), un llamado fue hecho, "¡Aquí viene el novio, salid a recibirlo!". Todas las vírgenes se levantaron y salieron a su encuentro, pero a las vírgenes necias no les bastó el aceite en sus lámparas y estas se apagaron (Mateo 25:8). Estas vírgenes, aunque comprometidas, no se casan con Cristo en la primera resurrección. Como Dios no falta a Su palabra y porque el compromiso matrimonial es un casi matrimonio (y ciertamente lo era en aquel entonces y lugar), son destinadas a un segundo matrimonio en la segunda resurrección.

 

Aún más, antes de la llegada del Mesías, a las naciones se les advierte en cuanto a lo que tendrá lugar. El grito de advertencia se encuentra en Jeremías 4:15 (vea el artículo La Advertencia de los Últimos Días [044]). Antes de ocuparnos de eso, tendremos que examinar las precondiciones necesarias que habrán de cumplirse.

 

La secuencia incluye, en primer lugar, la caída de las Iglesias (vea el artículo Midiendo el Templo [137]) y, en segundo lugarhttp://www.logon.org/english/s/p137.html, la caída de la nación.

 

El mejor ejemplo de lo que tendrá lugar es encontrado en la historia de Gedeón.

 

El Ejército de Gedeón

 

Gedeón fue hecho un juez en Israel. La historia se encuentra en Jueces 6:1 a 8:35. Israel había caído en idolatría y fue puesto bajo la mano de Madián por siete años y habitaba en las montañas en cavernas para su defensa (Jueces 6:1-6).

 

Jueces  6:1-6 1 Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y Jehová los entregó en manos de Madián por siete años. 2 Como la mano de Madián los oprimía cada vez más, los hijos de Israel, por temor a los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, cavernas y lugares fortificados. 3 Pues sucedía que cuando Israel tenía algo sembrado, subían los madianitas y amalecitas y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban. 4 Acampaban frente a ellos y destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza. No dejaban qué comer en Israel, ni ovejas ni bueyes ni asnos. 5 Con sus tiendas y sus ganados, subían como una inmensa nube de langostas. Ellos y sus camellos eran innumerables, y venían a la tierra para devastarla. 6 De este modo se empobrecía Israel en gran manera por causa de Madián. Y los hijos de Israel clamaron a Jehová. (RV)

 

Un paralelo de esto podría ser la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Esta guerra siguió un desastre similar en 1914-1918, la Primera Guerra Mundial. Israel sufrió la devastación de su potencial humano en estas guerras.

 

Dios promovió a Gedeón a través del Ángel de Elohim o el Ángel de Yahovah (Jueces 6:20-22), a saber el Mesías, a partir de una Pascua. Así, la restauración comenzó un año sagrado.

 

Con diez hombres de su padre, de un clan de Manasés, él quitó el altar de Baal, que su propio padre había construido junto con la Asera cercana (un falo, no una arboleda como en KJV) (Jueces 6:25 y nota al pié en la Biblia Companion). El falo como parte del sistema de la cruz todavía puede verse hasta el día de hoy profusamente en Lituania.

 

Después de esto, todos los madianitas y amalecitas y todos los hijos del este fueron congregados en contra de Israel. Gedeón tocó la trompeta y juntó a todo Manasés y envió mensajeros a Aser, Zabulón y Neftalí y ellos vinieron a reunirse con él (Jueces 6:35).

 

Él probó a Dios en oración por medio del vellón de lana para ver si Dios realmente estaba con él para salvar a Israel (Jueces 6:36-40).

 

Jueces 6:36-40 36 Gedeón dijo a Dios: Si has de salvar a Israel por mi mano, como has dicho, 37 he aquí que yo pondré un vellón de lana en la era; si el rocío está sobre el vellón solamente, y queda seca toda la otra tierra, entonces entenderé que salvarás a Israel por mi mano, como lo has dicho. 38 Y así aconteció, pues cuando se levantó de mañana, exprimió el vellón para sacarle el rocío, y llenó con él un tazón de agua. 39 Pero Gedeón dijo a Dios: No se encienda tu ira contra mí si hablo de nuevo: probaré ahora otra vez con el vellón. Te ruego que solamente el vellón quede seco, y el rocío caiga sobre la tierra. 40 Aquella noche lo hizo Dios así; solo el vellón quedó seco, y en toda la tierra hubo rocío. (RV)

 

Dios realmente estaba con él y entonces Israel acampó en la colina de More en el sur. Los madianitas y aliados estaban en el norte (Jueces 7:1). Esto tiene significado para las guerras de los últimos días de los Reyes del Norte y del Sur en Daniel 11.

 

Lo que entonces fue llevado a cabo es sumamente significativo. El Señor había decidido redimir a Israel pero, de manera que ninguna carne pudiera gloriarse con la victoria y para que fuese evidente que el Señor era quien los liberaba, él decidió reducir los números del ejército disponibles (Jueces 7:3).

 

En primer lugar, él había consentido en que el ejército fuese reunido. Esto simboliza la reunión del número completo de los elegidos antes del regreso del Mesías.

 

Él luego les dijo  que quienquiera tuviese miedo de la batalla podía regresar a casa. De los 32,000 que se habían reunido, alrededor de 22,000 retornaron a sus hogares y 10,000 permanecieron (Jueces 7:3). El resto fue entonces nuevamente reducido.

 

Jueces 7:4-8 4 Jehová dijo de nuevo a Gedeón: Aún son demasiados; llévalos a beber agua y allí los pondré a prueba. Del que yo te diga: "Vaya este contigo", irá contigo; pero de cualquiera que yo te diga: "Que este no vaya contigo", el tal no irá.  5 Entonces Gedeón llevó el pueblo a las aguas, y Jehová le dijo: A cualquiera que lama las aguas con la lengua como lo hace el perro, lo pondrás aparte; y lo mismo harás con cualquiera que doble sus rodillas para beber. 6 El número de los que lamieron llevándose el agua a la boca con la mano fue de trescientos hombres; el resto del pueblo dobló sus rodillas para beber las aguas. 7 Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré y entregaré a los madianitas en tus manos; váyase toda la demás gente cada uno a su lugar. 8 Habiendo tomado provisiones para el pueblo, y sus trompetas, envió a todos los israelitas cada uno a su tienda, y retuvo a aquellos trescientos hombres. El campamento de Madián le quedaba abajo, en el valle. (RV)

 

La lección aquí es que si bien el ejército reunido era en efecto la herencia del Señor, a saber Su congregación escogida, él prefirió no usar las fuerzas a Su disposición. Ellos estaban preparados, pero regresaron a casa después de haberse reportado a servicio y prepararse para la guerra.

 

El paralelo con los últimos días es fácil de ver. El Holocausto fue diseñado para eliminar la ley de Dios y toda investigación bíblica de Europa y el mundo. Tuvo la aprobación de las iglesias trinitarias de Europa. La iglesia tuvo cuarenta años después de la guerra, es decir 1946-1986, para desarrollar su labor. Esto es efectivamente una generación. Esto también es comparable a la paz que Israel conoció durante cuarenta años bajo Gedeón, pero esto fue después de la batalla (Jueces 8:28).

 

El marco de tiempo desde 1987 hasta el cuarentavo jubileo en 2027 corresponde a exactamente cuarenta años. Ésta es la última generación de la iglesia en el desierto, al que Cristo llama esta generación en la profecía del Monte de los Olivos. Esta generación no pasará hasta que todo esté consumado (Mateo 24:34).

 

Obviamente Cristo no se refería a la generación de su tiempo, ya que todos ellos murieron hace mil novecientos años y él pronunció profecía que cubría varios siglos. La Revelación (Apocalipsis) es en sí mismo una profecía que se extiende, en lo mínimo, por alrededor de trece siglos.

 

Las Primeras Eliminaciones

 

Las primeras eliminaciones fueron todas hechas de conformidad con las leyes de Dios, tal como se hallan en el capítulo 20 de Deuteronomio (vea el artículo Deuteronomio 20 [201]).

 

No todos eran escogidos o convocados y los que fueron designados se encontraron supeditados a un proceso de clasificación. Esto también es según los lineamientos de que muchos son llamados pero pocos escogidos (Mateo 20:16).

 

La primera reducción en números incrementó las probabilidades en contra de 4 a 1, a aproximadamente 13 a 1 en favor de las fuerzas enemigas.

 

Estos números guardan relación con los números de los entes gobernantes del concejo de Dios; veinticuatro ancianos en grupos de dos y también como un apóstol y un juez por tribu bajo Cristo. La estructura de Cristo y los apóstoles reflejaba esto en la Última Cena. Sin embargo, el dios de este mundo también reflejó esa estructura en su gobierno con Cristo como único opositor.

 

El Proceso Final de Selección

 

El significado de la segunda reducción en el número de las fuerzas, guarda relación con las últimas batallas con el sistema de Baal en los últimos días. El proceso de selección fue mediante la forma en la cual los elegidos se aproximan al agua. El agua es un símbolo del Espíritu Santo. Estas aguas vivas manan de Cristo (Juan 4:10-11,14). Las aguas de Gedeón ilustran la forma en la cual nos acercamos a Dios. Los que adoran a Dios en una forma discerniente pueden ser usados. Este culto es de Dios (vea el artículo El Dios que Adoramos [002])http://www.logon.org/english/s/p002.html. La obediencia a Él y el respeto por los que actúan bajo delegación no es adoración. Esto puede ser simbolizado por postrarse o arrodillarse (el acto de postración (proskuneo) ante Cristo y los elegidos). Tal acción es un acto de subordinación, pero no es en sí mismo adoración, tal como se traduce en Hebreos 1:6. Debemos adorar al Padre Eterno (Lucas 4:8; Juan 4:21-24; Filipenses 3:3; Apocalipsis 22:9).

 

La reducción de 13 a 1 a la siguiente cifra, que representa 450 a 1, guarda una relación directa con actuar en obediencia a la autoridad delegada por Dios y asignada al individuo por el Espíritu Santo como el Espíritu de Elías. 450 a 1 era la proporción de los sacerdotes de Baal versus Elías, como profeta principal quien se ocupe de la destrucción del sistema de Baal, tanto en el antiguo Israel y como el testigo principal de los últimos días. Este sistema de Baal de los de Sotana Negra, los Kemarim de la Biblia, será destruido en los últimos días. Las fuerzas de Gedeón se congregarán en los últimos días para hacer esta tarea y ejecutar el detalle de los mensajes del Apocalipsis 14 (vea el artículo Los Mensajes del Apocalipsis 14 [270]).

 

Dios ha manifestado que Él enviará al profeta Elías para restaurar todas las cosas.

 

Malaquías 4:4-6 4 Acordaos de la ley de Moisés, mi siervo, al cual encargué, en Horeb, ordenanzas y leyes para todo Israel. 5 Yo os envío al profeta Elías antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. 6 Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y castigue la tierra con maldición. (RV)

 

La Biblia es clara en cuanto a que Elías será enviado para restaurar todas las cosas. No importa cuanto haga cualquier individuo para enseñar la restauración de todas las cosas, la restauración final no será completada hasta que el nexo de la ley sea restaurado por Elías. Esto ha sido quebrantado bajo los demonios y no será restaurado hasta que Elías venga y restaure este nexo. Ahora llueve tanto sobre justo como injusto. Bajo la parte final de la restauración bajo Elías, el nexo de la ley restaurará las bendiciones y las maldiciones (vea el artículo Las Bendiciones y las Maldiciones [075] para la observanciahttp://www.logon.org/english/s/p075.html de la Ley de Dios. Si usted no guarda el Sábado y las Lunas Nuevas, la Pascua y los Panes sin Levadura, Pentecostés y la Fiesta de los Tabernáculos, usted no tendrá lluvias a su debido tiempo y todas las plagas de Egipto serán derramadas sobre los que dejan de enviar sus representantes a Jerusalén para Tabernáculos (Zacarías 14:16-19).

 

La relación con los tiempos del fin es ésta. A las naciones de Israel, le fue dado un período de paz de cuarenta años para difundir el evangelio y preparar a los elegidos para la liberación bajo el Mesías como se refiere en Miqueas. Los elegidos fueron luego expuestos a enseñanza idólatra, que resultó en un Trinitarianismo acabado y perfecto entre las iglesias de Dios. Éste fue el error de la iglesia de Laodicea. Los Laodiceos fueron ciegos, pobres, dignos de lástima, y desnudos. Se creían ricos, pero Dios le ha ordenado a Cristo que los vomite de su boca (Apo. 3:16). Esas personas en la iglesia en los últimos días tendrán que comprar oro refinado en el fuego (Apo. 3:18) de la tribulación y vestimenta blanca de martirio (Apo. 6:11) lavada en la sangre del Cordero (Apo. 12:11).

 

Sardis y Laodicea son consideradas ineptas para entrar en el reino de Dios y sólo individuos de esas estructuras entran en el reino de Dios. El remanente será una fuerza relativamente pequeña, como una unidad de comando, que difundirá la palabra de Dios y advertirá a las naciones sobre la llegada del Mesías. Por la iluminación de antorchas alimentadas de las jarras de la nación (vea a Gedeón arriba) y usando las trompetas de los guardianes de los últimos días, esa fuerza accionará bajo la dirección del Mesías. Estará compuesta de tribus múltiples de Israel – inicialmente comenzada con Manasés, Aser y Neftalí con algunos de Zabulón (ver Jueces 6:35, 7:23). Se extiende a la publicación de la aflicción por Dan-Efraín (Jer. 4:15) (La Advertencia de los Últimos Días [044] y Midiendo el Templo [137]). Finalmente ve la conversión de Judá y luego el llamado de los pueblos a Jerusalén por Zabulón e Isacar, el cual es su promesa de primogenitura (ver el artículo El Llamado de los Pueblos a Jerusalén [238])http://www.logon.org/english/s/p238.html

 

En cierto sentido, ésta es una continuación de la obra iniciada antes del comienzo de la medición del Templo en Apocalipsis 11:1. La referencia al Libro Pequeño, en Apocalipsis 10:9-11, precede la medición del Templo, pero es al mismo tiempo contemporánea a ella y prosigue durante los 1,260 días de los dos testigos en Apocalipsis 11:2-6.

 

A Gedeón le fue dada la comprensión del tiempo por el sueño dado a uno de entre las fuerzas enemigas (Jueces 7:13-15).

 

Jueces 7:13-15 13 En el momento en que llegó Gedeón, un hombre contaba un sueño a su compañero, diciendo: He tenido un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madián. Llegó a la tienda y la golpeó de tal manera que cayó; la trastornó de arriba abajo y la tienda cayó. 14 Su compañero respondió: Esto no representa otra cosa sino la espada de Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento. 15 Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, adoró. Después volvió al campamento de Israel y dijo: Levantaos, porque Jehová ha entregado el campamento de Madián en vuestras manos. (RV)

 

Los 300 hombres fueron divididos en tres compañías y se les dio cántaros vacíos con antorchas. Colocaron las antorchas dentro de los cántaros y, a una señal dada, todo el grupo sonó la alarma conjuntamente (Jueces 7:16-18).

 

Jueces 7:16-18 16 Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, puso trompetas en manos de todos ellos, y cántaros vacíos con antorchas ardiendo dentro de los cántaros, 17 y entonces les dijo: Miradme a mí y haced como hago yo; cuando yo llegue al extremo del campamento, haréis vosotros como hago yo. 18 Tocaré la trompeta, y también todos los que estarán conmigo; entonces vosotros tocaréis las trompetas alrededor de todo el campamento, gritando: "¡Por Jehová y por Gedeón!" (RV)

 

Esta acción prefigura las divisiones de la obra de los últimos días y los tres pastores que serán removidos en un mes (ver el artículo Midiendo el Templo [137]). La tarea luego involucra a Efraín (Jueces 7:24-25). La persecución de los 15,000 hijos del este por los 300 de Gedeón se extendió por sobre el Jordán. 120,000 habían sido asesinados en la noche. La batalla había comenzado desde el principio de la guardia del medio, o sea poco después de las 22h00. En otras palabras, esto era poco antes de la medianoche al arribo del novio.

 

La idea detrás de esta parábola le proporcionó el nombre al grupo que coloca Biblias en hoteles y otras áreas, llamado los Gedeóns. Encontramos sin embargo, que los textos de la Biblia están siendo corrompidos en todas las naciones e idiomas por el sistema protestante y las malas traducciones obscurecen la narración bíblica genuina y las Leyes de Dios

 

Gedeón atacó el campamento de 15,000 con los 300 y capturó a los reyes de Madián, Zeba (significa sacrificio) y Zalmuna (quiere decir sombra se ha denegado), quienes habían escapado (Jueces 8:11-12). Las dos ciudades que le habían rehusado asistencia al grupo, Sucot (significa cabinas o tabernáculos (idólatros)) y Peniel (significa la cara de Dios), fueron castigadas por no brindar asistencia. Esto prefigura los elementos de las iglesias de los últimos días, que hayan caído en práctica religiosa falsa, y quienes previamente conocieron a Dios, como los elegidos, y que debían ser castigados. Los ancianos de los de Sucot que se rehusaron a alimentar a los 300, porque no estaban bajo su autoridad, fueron azotados con espinas del desierto y con brezos (Jueces 8:7). Los hombres de Peniel fueron de hecho muertos y su torre, u objeto de seguridad y poder, destruida (Jueces 8:9,17).

 

A Gedeón se le pidió que gobernara sobre Israel, pero él se rehusó diciendo Jehová será vuestro Señor (Jueces 8:23). Éste es de hecho el resultado final de las guerras de los últimos días. La petición que Gedeón hizo fue que los pendientes, que habían sido tomados de los ismaelitas, le fuesen dados como una recompensa. Esto fue hecho y Gedeón fabricó un efod de oro de ellos y esto, de hecho, probó ser un objeto de idolatría, el cual se convirtió en un lazo para su casa. El significado no es fácilmente comprendido del texto. Los pendientes eran en realidad amuletos, los cuales protegían los orificios de espíritus malignos. Eran ídolos por derecho propio.

 

El becerro de oro de Éxodo fue hecho por Aarón con los pendientes de la hueste que salió de Egipto. Él dijo que éstos eran los dioses que los habían sacado de la tierra de Egipto (Éxodo 32:4). Éste no fue un error gramatical como creyeron los escribas de Nehemías, vertiendo el texto en singular (Nehemías 9:18). Así los pendientes estaban prohibidos para Israel. Los textos que refieren a pendientes (en su mayor parte en la KJV) son una mala traducción de joyas frontales. El significado es que los objetos llevados al Milenio pervertirán la nación, como el efod hecho de los materiales se convirtió en un lazo para Manasés (vea los artículos El Becerro de Oro [222] y El Origen del Uso de Pendientes y Joyería en la Antigüedad [197]).http://www.logon.org/english/s/p197.html

 

La advertencia de la llegada de los últimos días es emitida desde Efraín / Dan.

 

Jeremías 4:15-17 15 Porque una voz trae las noticias desde Dan y hace oír la calamidad desde los montes de Efraín. 16 Decid a las naciones, hacedlo oír sobre Jerusalén: "Invasores vienen de tierra lejana, y lanzarán su voz contra las ciudades de Judá". 17 Como guardas de campo la rodearán, porque se rebeló contra mí, dice Jehová. (RV)

 

El resultado final de esta guerra se encuentra cinco versículos más adelante en Jeremías 4:22.

 

Jeremías 4:22-27 22 Porque mi pueblo es necio,no me conocieron; son hijos ignorantes y faltos de entendimiento; son sabios para hacer el mal, pero no saben hacer el bien. 23 Miré a la tierra, y vi que estaba desordenada y vacía; y a los cielos, y no había luz en ellos. 24 Miré a los montes, y vi que temblaban, y todos los collados fueron destruidos. 25 Miré, y no había hombre, y todas las aves del cielo se habían ido. 26 Miré, y vi que el campo fértil era un desierto, y todas sus ciudades estaban asoladas delante de Jehová, delante del ardor de su ira. 27 Así dijo Jehová: Toda la tierra será asolada, pero no la destruiré del todo. (RV)

 

Los Adventistas del Séptimo Día usan este texto para la justificación de un Milenio celestial (dejando una tierra desolada para Satanás por 1,000 años, en contra de Apo. 20:4), ignorando la promesa que el Señor no pondrá un fin completo y que se menciona a seres humanos vivientes habitando fuera de las ciudades en Jeremías 4:29. Los Adventistas mismos se deslizaron al Trinitarianismo al parecer por un proceso de penetración de su ministerio, después de la muerte de Uriah Smith de 1931, que finalmente culminó en la declaración del Trinitarianismo en 1978. Así perdieron el derecho a su posición para la siguiente fase.

 

De esta secuencia, tomada como profecía, estamos viendo la publicación de la aflicción que involucra a varias naciones en los últimos días, bajo la dirección de la tribu de José, como Efraín Danés, y usando grupos preparados de antemano, inicialmente de Manasés, usando a Aser y Neftalí y las diversas tribus de Israel. Ese tiempo está ahora a la mano. Estamos siendo preparados. Las herramientas que recibimos formarán el núcleo de nuestra capacidad para soportar lo que queda de la persecución del resto de los 100 años, que comenzó en el 1916 entrando en pleno vigor desde 1927. Esta persecución del Quinto Sello se detallará en el artículo El Holocausto: El Quinto Sello de Persecución.

 

Cada miembro del ejército será una luz y una trompeta para Israel y el mundo. La fuerza se adentró entre las naciones con Gedeón y esparció miedo y temblor. Del mismo modo, también, irá en medio de muchas naciones en los últimos días, según Miqueas 5:7-8. No es para los pusilánimes u aquellos que no conocen a su Dios. Pero el pueblo conocedor de su Dios hará obras poderosas.

 

Una preocupación por las cifras vio a 70,000 de una de las iglesias Sabatarias caer y morir espiritualmente durante los últimos diez años, como fue el caso con David cuando él censó a Israel. David censó a Israel porque Dios quería hacer un ejemplo de Israel por su iniquidad (2Samuel 24:1-25). David numeró Israel a pesar de Su consejo. Dándose cuenta de su error, él recibió tres elecciones:

 

·        Siete años de hambruna;

 

·        Tres meses de huída ante sus enemigos; O

 

·        Tres días de pestilencia.

 

Él prefirió caer en las manos de Dios y no de hombres y escogió tres días de pestilencia. 70,000 personas murieron.

 

La pestilencia fue detenida al llegar a la era de Arauna que, como un rey, dio la era a David, como rey. Pero David rehusó el regalo y pagó 50 siclos de plata por él. El altar fue construido allí y la plaga se detuvo.

 

Así, el núcleo central del Templo de culto fue establecido a partir de una peste infligida. Dios usó esta secuencia para llevar a cabo Su voluntad a través de Sus sirvientes. Muchos de lo inicuos murieron en ese proceso. Éste es el mismo proceso de limpieza del fin.

 

Dios cumplirá Su voluntad y promulgará Su palabra en los días del fin. Para hacer eso, él tiene que purificar a los elegidos y quitar todo error inducido por los que hacen acepción de personas y están incapacitados para reconocer e implementar la verdad.

 

A partir de la restauración de los últimos días, la iglesia saldrá fortalecida y continuará preparandose para la llegada de los dos testigos y la restauración por Elías del nexo de la ley de Dios (ver también los artículos La Ley de Dios [L1]; La serie sobre la Ley [252-263] y Los Testigos [135])http://www.logon.org/english/s/p135.html.

 

Hasta entonces, el espíritu de Elías permanece en las iglesias de Dios, quienes deben llevar a cabo las tareas que le fueron adjudicadas en la restauración de la comprensión de  la profecía bíblica.

 

q