Iglesias Cristianas de Dios

[108]

 

 

 

 

El Significado de la Visión de Ezequiel

(Edition 3.0 19950421-19990703-20071114-20080310)

 

La visión de Ezequiel se ha explicado como una nave espacial con ruedas y alas y otros objetos extravagantes. La Biblia claramente los identifica como Querubín. ¿Qué significa la visión? ¿Qué lecciones hay allí para ser sacadas? Aquí veremos el significado.

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369, WODEN ACT 2606, AUSTRALIA

 

Email: secretary@ccg.org

 

(Copyright ã 1995, 1998, 1999, 2007, 2008 Wade Cox)

 (tr. 2009)

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre del editor y dirección y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas. Las citas breves pueden ser incluidas en artículos críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria.

 

Este papel está disponible de la página del World Wide Web:
http://www.logon.org y http://www.ccg.org

 


El Significado de la Visión de Ezequiel

 


Ezequiel 1:1-28 Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios. 2En el quinto año de la deportación del rey Joaquín, a los cinco días del mes,  3vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi, en la tierra de los caldeos, junto al río Quebar; vino allí sobre él la mano de Jehová.  4Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente,  5 y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. 7Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido. 8Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados.  9Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante. 10 Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila. 11Así eran sus caras. Y tenían sus alas extendidas por encima, cada uno dos, las cuales se juntaban; y las otras dos cubrían sus cuerpos. 12Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían. 13Cuanto a la semejanza de los seres vivientes, su aspecto era como de carbones de fuego encendidos, como visión de hachones encendidos que andaba entre los seres vivientes; y el fuego resplandecía, y del fuego salían relámpagos.  14Y los seres vivientes corrían y volvían a semejanza de relámpagos. 15 Mientras yo miraba los seres vivientes, he aquí una rueda sobre la tierra junto a los seres vivientes, a los cuatro lados. 16El aspecto de las ruedas y su obra era semejante al color del crisólito. Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como rueda en medio de rueda. 17Cuando andaban, se movían hacia sus cuatro costados; no se volvían cuando andaban. 18 Y sus aros eran altos y espantosos, y llenos de ojos alrededor en las cuatro. 19Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas andaban junto a ellos; y cuando los seres vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban.  20Hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; hacia donde les movía el espíritu que anduviesen, las ruedas también se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas. 21Cuando ellos andaban, andaban ellas, y cuando ellos se paraban, se paraban ellas; asimismo cuando se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas. 22Y sobre las cabezas de los seres vivientes aparecía una expansión a manera de cristal maravilloso, extendido encima sobre sus cabezas.  23Y debajo de la expansión las alas de ellos estaban derechas, extendiéndose la una hacia la otra; y cada uno tenía dos alas que cubrían su cuerpo.  24Y oí el sonido de sus alas cuando andaban, como sonido de muchas aguas, como la voz del Omnipotente, como ruido de muchedumbre, como el ruido de un ejército. Cuando se paraban, bajaban sus alas.  25Y cuando se paraban y bajaban sus alas, se oía una voz de arriba de la expansión que había sobre sus cabezas.  26Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. 27Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor. 28Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba. (RSV)

 

En el Quinto día, del Cuarto mes llamado Tammuz (aprox. Julio) de 594 aC, el quinto año de cautividad de Joaquín en el Trigésimo año del Calendario Sagrado, el profeta Ezequiel recibió una visión a orillas del río Quebar (Eze.1:1ff.). Él estaba con los otros cautivos de la tribu de Judá que habían sido traídos allí en el reinado de Nabucodonosor, rey de Babilonia.

 

Él recibió la visión por el río Quebar y fue enviado a otro río de nombre similar, el cuál era afluente del sistema Éufrates.

 

El profeta Ezequiel y Daniel fueron del mismo período. No obstante, Dios negoció con y a través de ellos separadamente.

 

Ezequiel recibió una visión de los cuatro Querubines que cubren el Trono de Dios, y por símbolos a él le fue mostrado el Plan de Salvación y el papel de la nación de Israel (que incluye la elección de los gentiles) en ese plan como el sacerdocio de mundo.

 

Sin embargo, el primer hecho importante que puede ser deducido de esta visión es la fijación de los años de Jubileo y los años de sábado.

Esto hace posible la restauración de los sábados en la tierra en el tiempo del fin; Pues la restauración es esencial para la continua prosperidad de nuestro pueblo. La restauración de todo el sistema de gobierno de Dios sólo es posible a partir de una restauración de los Jubileos. El cálculo del Jubileo es establecido por esta declaración de Ezequiel: Nos da una fecha histórica verificable, juntamente con la declaración de cual año del Calendario Sagrado era este, o sea el Trigésimo.

 

El quinto año de cautividad de Joaquín es establecido en la siguiente manera. Sabemos que Jerusalén cayó y que Joaquín fue tomado prisionero en el segundo día de Adar, o 15/16 de Marzo, en el año 597 aC (según Enciclopedia Judaica). Como Adar es el ultimo mes del año (y ese año fue WeAdar o Adar 2: Ver nota al final del documento), su segundo año empezó un mes más tarde en Nisán o abril de 597 aC, al principio del Año Sagrado. El quinto año fue por consiguiente 594 aC, lo cual establece el Trigésimo año del Calendario Sagrado en 594 aC. Los años de Jubileo por consiguiente cayeron los años 574 aC y 524 aC en ese siglo, y hasta el 1 EC, y la conversión a las eras actuales coloco el primer año de Jubileo de la era actual en 27.

 

Cristo empezó su ministerio en la Pascua de 28 EC al final del año de Jubileo. Él fue bautizado 50 días antes de esa fecha y realizo su primer milagro del agua en vino antes de tiempo (Jn. 2:4) al final del año de Jubileo, algunos días antes de la Pascua, mientras él estaba en Galilea después del ayuno de 40 días. (Mat 4:2). Esto fue antes que él bajó a Capernaum a los pocos días antes de la Pascua (Jn. 2:12) (ver el papel Leyendo las Leyes con Esdras y Nehemías (N° 250)

 

El siguiente año de Jubileo fue 77 EC. Las fechas de los años anteriores a este Jubileo son de gran importancia. Los tres años Sabbat antes del Jubileo del 77 EC fueron 62 EC, 69 EC y 76 EC.

 

El año 62 EC señaló el fin de las 62 semanas de años de Daniel 9:25, la eliminación de los diezmos para el Templo físico, y la muerte del segundo ungido. Del período 62 EC al 70 EC el Templo físico fue destruido y el sistema de diezmo fue trasladado al Templo espiritual de la Iglesia en el desierto (ver los papeles Diezmando (No. 161); La Ley de Dios (No. L1) y la serie Leyes (Nums. 252-263)). El primer ungido al final de las primeras siete semanas de años fue Nehemías. Este año fue el trigésimo segundo de Artajerjes II (Arsakes) en 372 aC, cuándo Nehemías regreso (Neh. 13:10-18) y purifico el Templo y los sábados.

 

El segundo ungido fue Santiago, hermano de Jesucristo, anciano y obispo de Jerusalén, quien fue apedreado el 62 EC. Del 63 EC, la última semana de años comenzó con persecuciones de Nerón y el martirio de Pablo y Pedro, y el comienzo de los problemas que se convirtió en la Guerra Judía. 69 EC fue el año sabatico antes del fin de los 40 años dados a Judá como la señal de Jonás desde el ministerio de Cristo. A Judá se le dio un año a cambio de un día de duracion basado en el plazo del arrepentimiento de Ninive seguido al ministerio de Jonás.

 

Cristo profetizo a Judá por tres años (Jonás profetizó por tres días) y a Judá se le permitió 40 años por 40 días de Ninive. Ninive se arrepintió; Judá no lo hizo. El último período de siete años del ciclo de Jubileo desde ministerio de Cristo, vio la destrucción del Templo en 70 EC, que termino las 70 semanas de años desde el Decreto de Darío en 421 aC, y la remoción de autoridad espiritual de Jerusalén a las Iglesia de las siete épocas.

 

Para el 73 EC Masada había caído y Judá fue llevado cautivo, de modo que el año sabático del 76 EC y el Jubileo de 77 EC el proceso se completo hasta el grado que el triple año de la cosecha de 75 EC no fue afectado y por consiguiente consintió el cuido del 76 EC y el sabático del 77 EC. En otras palabras, el Eterno completo la destrucción de Judá dentro del sistema que él había impuesto, a fin de que los fieles todavía pudieran conservar Sus ordenanzas y pudieron prepararse desde el 74 CE para guardar el año sabático y los períodos de Jubileo, los cuáles son una parte integral de los años sabáticos y son guardados continuamente. Judá fue enviado al cautiverio porque el espíritu de la Ley fue profanado. Los años sabáticos de la tierra estaban siendo profanados y el sistema de Jubileo se perdió hasta el grado que los judíos vendían tierra en El séptimo año de propiedad individual a terceros y la recuperación de la tierra el año siguiente; y así sucesivamente con negocios de venta y arrendamiento durante las fiestas, etc. Esta práctica se burla de Dios.

 

El guardar los sábados terrenales es fundamental para la continua prosperidad de la nación. El castigo por no guardar las Leyes, los sábados terrenales y el período de Jubileo es la cautividad nacional (Lev. 26:33-35).

 

De 2 Crónicas 36:20-21, sabemos que el propósito de la profecía que se habló por Jeremías, donde Judá fue tomada en cautiverio y Jerusalén y la tierra de Judá yacieron desoladas por 70 años, fue para que la tierra recuperara y disfrutara sus años sabáticos – porque Judá no había guardado los años sabáticos y las Leyes correctamente por 70 semanas de años anteriores: o sea desde la construcción del Templo de Salomón, que fue el período de la historia de Israel mostrado por el segundo Querubín de la visión de Ezequiel. Cabe señalar también que la nación que fue utilizada para destruir a Judá, se destruyo a si misma después del periodo y Judá fue restablecida

 

Sin embargo, después del siguiente período, o sea después de la construcción del segundo Templo, las 70 semanas de años y después de que las Leyes habían sido restablecidas por Nehemías, el tercer Querubín de la visión de Ezequiel debió proceder al período asignado y, después de la contaminación de las Leyes y el rechazo de Judá al Cristo, la nación fue enviada al cautiverio; Y no ha podido ser restaurada hasta los días más recientes. Los frutos de ello fueron dados a otro pueblo, o sea al cuarto Querubín o el período de las siete Iglesias, el cual en Eclesiastés 6:6 parece indicar dura 2,000 años, y está disperso y perseguido. Esta Iglesia estaba protegida por la dispersión (Apo. 12:15-16).

 

Apocalipsis 12:15-16 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. 16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.  (RV)

 

En otras palabras, solo había seguridad en la dispersión y el vuelo. Este período de vuelo continuará hasta, como Cristo dijo:

 

Mateo 10:23 Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque de cierto os digo, que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo de Hombre.

 

Las condiciones aumentan otra persecución con la conducta y la supresión de sectas. Israel es, sin embargo, distribuido también como una nación.

 

Los sábados terrenales siguen siendo obligatorios en la nación. Tras la restauración de la nación de Israel de 1800s, como la Comunidad de naciones británicas y los Estados Unidos de América, estos años se convirtieron en una acumulación de deuda, como sea el período de restablecimiento de Judá en Israel desde el año sabático de 1948. El período del restablecimiento del convenio fue de 200 años sobre cuatro períodos de Jubileo desde el Jubileo de 1777/8 al Jubileo de 1977/8, y hacia el 2027/8. El último Jubileo fue 1977, y 1976 fue el año sabático precedente. Los años de 1975 y 1978 fueron notados como años excelentes, 1978 realmente fue un año de una crecida de 100 años. El siguiente año sabático en 1984 fue precedido por un año muy bueno, y seguido por un año excelente. Cabe notar que el Año Sagrado empezó a finales de marzo de 1983 acabando con una prolongada sequía de varios años en Australia. Los registros de precipitaciones del autor mostro, fuera de toda duda que los años sabático y los años óptimos de la cosecha están vivos.

 

El hecho de no obedecer las Leyes y, en particular, los años sabático y los Jubileos metieron a Judá (e Israel) en condenación. La señal de Jonás fue dada a Judá en un año por un día en relación a Ninive. Por 40 días de Ninive, a Judá le fue dado 40 años pero, como Judá fue dado 40 años, al mundo le fue dado 40 Jubileos para arrepentirse y establecer el sistema de año sabático. Esto no se ha hecho y entonces, en este Jubileo N° 40, el sistema mundial será derribado.

 

Debería ser obvio para un economista agrícola que el costo /beneficios de agricultura en Jubileo o en año sabático en una tierra en condiciones secas produce una utilidad marginal. El año sabático inactivo reduce las cosechas de la temporada, haciendo volver a los relativos gastos generales. La reducción del suelo exige aumentados costos de fertilización no sólo para ese año sino también para los siguientes seis años.

 

Los cultivos quitan nutrientes que los fertilizantes no reemplazan, reduciendo la productividad a largo plazo y la sostenida calidad de vida del cultivo. La erosión del suelo y otros costos aumentan los gastos generales del sector campo y público etc. Los beneficios a corto plazo, tienen costos a largo plazo, los cuáles la nación y la ecología no pueden afrontar. Los años Sábaticos del Señor tienen que ser guardados por las naciones. El pueblo de Dios es un ejemplo. El castigo por no hacer eso es el cautiverio.

 

Australia está perdiendo su capacidad de producir su propio alimento. El 70 % se produce en el exterior y esa tasa esta creciendo. Los alimentos que se producen aquí son enviados al extranjero, sin beneficio directo para la nación. El sistema está mal y debe ser detenido. Somos un ejemplo y deberíamos dar dirección en esta materia.

 

La tierra ha sido continuamente degradada. En la antigüedad uno podía montar a caballo a lo largo de la costa de África del Norte y no ver clara la luz del sol debido a la posibilidad de viajar a través de continuos bosques allí.

 

En estos últimos Días, el cautiverio es milenario, bajo Jesucristo. El Mesías "toma cautivo el cautiverio" para restaurar el daño sistemático contraídos sobre 6,000 años. Para 2027 todas las tierras se restauraran a sus grupos nacionales. Este re-organización tendrá que estar en su lugar apropiado para el pre-sabático y la cosecha requerida del Jubileo de 2025 (ver el papel La Ley de Dios (No. L1) y los papeles en la serie Leyes (Nums. 252-263)).

 

El significado de la forma de los Querubines

Para entender la secuencia de los acontecimientos en este último Jubileo, primero es necesario explicar el significado de los cuatro Querubín o Querubines de Ezequiel. La visión de Ezequiel vino del norte y esta orientación es importante para la relevancia de la forma. El Templo de Dios está en los lados del norte (Sal. 48:2 KJV).

 

Salmo 48:2 Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra, es el monte de Sion, a los lados del norte, la ciudad del gran Rey. (KJV)

 

Tradicionalmente, los lados del norte eran la dirección del Trono de Dios (Isa. 14:13).

 

Isaías 14:13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; (KJV)

 

Lucifer eligió ascender y ser como el Altísimo.

 

La nube y fuego son similares a las de Éxodo, donde el Espíritu del Señor llevó y estableció a Israel para ser un pueblo separado y santo. El fuego era color ámbar o bronce, el cual es derivado del cuerpo del Espíritu. El fuego envolviéndose simboliza la contención del Espíritu dentro de los límites y el orden. El envolver simboliza las Leyes de Dios de la cual se regulan los Querubines, del mismo modo el Espíritu mismo se regulaba y envolvía porque la Ley emano de la misma naturaleza de Dios de la cual participamos (2Ped. 1:4).

 

El envolvimiento del fuego también significa que la secuencia de tiempo de los cuatro Querubines fue envuelta para permitir su apariencia conjuntamente. El trono por encima de los Querubines simboliza el Trono de Dios del cual su juez, El Elohim y El, reinan. Él trono revolotea por encima de los Querubines en protección de ellos, y como el centro del Tabernáculo. El Trono es el “asiento de misericordia” y fue colocado dentro del Tabernáculo físico mismo, simbolizando la última creación espiritual del Templo espiritual eterno. Jehová habla por Jehová de los ejercitos en esta estructura. Ellos están en la puerta del este y la gloria del Señor está por encima de ellos (Eze. 10:18-19).

 

Ezequiel 10:18-19 Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del umbral de la casa, y se puso sobre los querubines. 19Y alzando los querubines sus alas, se levantaron de la tierra delante de mis ojos; cuando ellos salieron, también las ruedas se alzaron al lado de ellos; y se pararon a la entrada de la puerta oriental de la casa de Jehová, y la gloria del Dios de Israel estaba por encima sobre ellos.  (KJV)

 

En Números 9 vemos que el guardar la Pascua es el estatuto que identifica a las personas santas y los residentes temporales en medio de ellos. De Éxodo 13:6-9, encontramos que la Pascua (y la fiesta de los Panes ácimos) es el sello de Dios como una señal en nuestra mano y como una conmemoración o señal entre nuestros ojos (o sea en nuestra frente).

 

Ésta es la señal o la marca del Señor, la cual identifica a las personas santas "a fin de que la ley del Señor puede estar en su boca" (Ex. 13:9 RV). En otras palabras, el sello de Dios está en nuestras mentes y corazones mostrados por la marca o filacteria entre nuestros ojos, y la marca en nuestras manos significa que nuestras acciones están en conformidad con nuestras palabras. El guardar la Pascua y los Panes ácimos, con el sábado semanal, es la identificación específica de la congregación del Señor. El guardar los otros sábados de Levítico 23 sigue automáticamente del sello de la Pascua. La expiación misma también se convierte en una señal del pueblo del Señor (ver el papel El rol histórico del Cuarto Mandamiento en las Iglesias Sabatistas de Dios [170]

 

La marca de la Bestia se deriva también de este concepto con su propia ley y fiestas. Estos existen desde el tiempo del éxodo como el culto de Semana Santa y dominical, y los festivales de 25 diciembre provienen de esta fiesta satánica y sello o marca (ver los papeles Los Orígenes de la Navidad y la Pascua (No. 235),   El calendario de Dios (No. 156); La cuartodecima Disputa (No. 277); Y La marca de la Bestia (No. 25))http://www.ccg.org/english/s/p025.html

 

El pilar de nube y fuego abarca la acogida de la gente santas, en primer lugar de Éxodo 14:19, y en Números 9:15, nos encontramos con que la nube cubrió el Tabernáculo en el día que fue establecido. El Tabernáculo del Señor estaba cubierto continuamente como nube durante el día y fuego por la noche, como una señal de que el Espíritu del Señor moraba sobre la Tabernáculo del Testimonio y estaba con la muchedumbre de personas santas porque habían sido escogidos como el sacerdocio. Cuando la nube y fuego se levantaban entonces el Tabernáculo era levantado y movido (Núm. 9:21-23).

 

Las Seres vivos representan las cuatro etapas de la historia del sacerdocio e Israel. La primera etapa fue el Tabernáculo en el desierto y los Jueces. La segunda etapa o Querubín fue  del primer Templo de Salomón al cautiverio. La tercera etapa fue del restablecimiento después del regreso del cautiverio a la destrucción en 70 EC, y la cuarta etapa  fue de la era de las siete Iglesias hasta el regreso del Mesías (ver los papeles El Arca del pacto (No. 196); Y El Pentecostés en Sinaí (No. 115)).http://www.ccg.org/english/s/p115.html

 

Cada etapa es como un Querubín protector que protege el Trono de Dios, y por manos humanas (bajo las alas) cumple con su propósito en la Tierra. Las Seres vivos han sido descritos en otras partes de la Biblia, pero el simbolismo de la forma tiene un significado mucho más profundo que el de una rareza creada con cuatro caras diferentes. En Apocalipsis 4:6-8 vemos las mismas caras, pero separados como cuatro Seres vivientes, cada uno con una de las caras pero con seis alas.

 

Apocalipsis 4:6-8 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. 8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.  (KJV)

 

El significado de las cuatro caras puede ser deducido de la colocación y los estandartes de batalla de Israel de su sistema original de campamento. El primer ' orden de marcha '  de Israel se llevó a efecto el día 20 del Segundo mes Ziv, en el segundo año del éxodo, y como se deriva de Números 10 y otras secciones, fue como sigue.

 

La Vanguardia estaba compuesta de Judá, Isacar y Zabulón, quienes marcharon bajo el estandarte de batalla de Judá, que era un león. El Tabernáculo bajo su guardia seguía a la vanguardia. El tercer grupo estaba formado por Rubén y las tribus de respaldo de Simeón y Gad que marcharon bajo el estandarte de batalla de Rubén, que era un hombre.

 

El cuarto grupo y el último segmento fueron precedidos por los Artefactos Santos del Tabernáculo. El Tabernáculo era creado siempre antes de su llegada al campamento nuevo. Este cuarto grupo estaba formado por Efraín, junto con la media tribu de Manases y la tribu de Benjamín. Estos marcharon bajo el estandarte de Efraín, que era un toro, pero fue también algunas veces descrito como un unicornio.

 

La retaguardia estaba compuesta por Dan seguido de Aser y luego Neftalí. Estos marcharon bajo el estandarte de Dan, el cuál era una águila (aunque la serpiente o un reptil venenoso es también símbolo de esta tribu – eran el ' aguijón en la cola '). La partida del arca del pacto precedió a la multitud partir claramente.

 

Cuando la multitud hizo el campamento, los Levitas acamparon alrededor del Tabernáculo y las tribus acamparon fuera de ellos, según sus divisiones. De Números 2 establecemos esto: En el Este estaban Judá y luego Isacar y Zabulón; En el Sur estaban Rubén y al lado de él Simeón y luego Gad; En el Oeste estaban Efraín, seguido de Manases y luego Benjamín; En el Norte estaban Dan y luego Aser y luego Neftalí.

 

Esta organización del campamento nunca cambio, y es por esta razón que Ezequiel vio la visión viniendo del norte con la cara de un hombre delante (Eze. 1:10), es decir, Rubén en el sur. La cara de un león en el lado correcto era Judá en el Este. La cara de un buey en la izquierda era Efraín en el Oeste, y la cara de un águila al fondo era Dan en el norte, viendo en  dirección de la cual habían venido.

 

La orientación de la nación alrededor del Tabernáculo no cambio, y por esta razón Ezequiel indica que cada uno prosiguió adelante sin cambiar de dirección. "Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían." (Eze. 1:12).

 

Esta orientación también, refleja el sistema celestial alrededor del Trono de Dios, el cuál vemos en Apocalipsis 4:1 al 5:14. Hay veinticuatro Ancianos o sacerdotes, asignados a doce sistemas, representados por las tribus dentro de cuatro divisiones administrativas.

 

En medio de la multitud estaban el Tabernáculo y el Espíritu de Dios "como carbones de fuego encendidos, como antorchas encendidas que andaban entre los seres vivientes". Los carbones encendidos son como purificación de la multitud de la misma manera en que Isaías fue limpiado por el carbón encendido, y esto era también simbólico del sacrificio y del posterior Espíritu de Pentecostés.

 

Cada uno de estos tenía cuatro alas y dos de estas alas tocaban al otro, realizando el papel del perímetro defensivo del campamento y simbolizando unidad y protección física de la nación y el Tabernáculo. Las dos alas que cubren los cuerpos simboliza la protección espiritual del individuo perfeccionado como siervo de Dios.

 

Los cuatro Querubines son descritos como teniendo una rueda en la Tierra, una para cada uno, y la construcción era como si fuera una rueda dentro de una rueda. Los aros y los rayos y los ojos de las ruedas son las funciones del pueblo santo esencial para el continuo Plan de Salvación, progresando con cada rueda cercana a la presencia del Señor. Los rayos de la rueda simbolizan la unidad del Espíritu al centro del Tabernáculo o Trono de Dios, y el aro simboliza la unidad de la multitud. Cabe recordar que las siete Iglesias, representadas por el cuarto Querubín, son de hecho los bloques del edificio espiritual del Templo de Dios. Es por esta razón que Ezequiel indica dos veces que el Espíritu de los seres vivientes está dentro de las ruedas. El Espíritu Santo es el medio por el cual la multitud tiene que lograr esta condición.

 

Esta redención espiritual de la multitud fue simbolizada por el pan de Pentecostés. Después de que la Pascua había expiado los pecado y la Fiesta de los Panes ácimos había servido de símbolo de una purificación sin pecado (como un cuerpo protegido por las alas del Querubín), entonces una levadura nueva fue colocada dentro de los dos panes en el Pentecostés, simbolizando la nueva levadura de sinceridad y verdad – la levadura del Espíritu Santo. Los dos panes simbolizaron la dualidad de salvación para Israel y Judá, para Israelitas y gentiles, bajo el Mesías de Aarón y de Israel.

 

Esta salvación fue descrita por Zacarías como los dos arboles de olivo, que están a la derecha y a la izquierda del candelabro  (de las siete eras del último Querubín) – el Mesías de Aarón al comienzo, y el Mesías de Israel al final, derramando el Espíritu del Eterno en la tierra a través de los dos tubos de oro.

La dualidad de este símbolo también está en la repetición de los profetas acompañantes.

 

Los cuatro Querubines o etapas del pueblo santo tiene veinticuatro facetas simbolizadas por los veinticuatro Ancianos de Apocalipsis 4:9. Éstos veinticuatro son los símbolos de las veinticuatro divisiones del ministerio del sacerdocio, detallados en 1 Crónicas 24:1-6, y en el orden que se detalla en los versos 7-18.

 

La dotación o la orden del sacerdocio están en una base de dos por tribu. Hay también dos elohim adjudicados por tribu o división. Podemos deducir que esto también se refleja por la numeración de los Jueces y los Apóstoles con base en uno por tribu, siendo doce en cada tipo.

 

Además de las veinticuatro divisiones del Templo, o sea del segundo y el tercer Querubín, había también veinticuatro Jueces; Doce Jueces estando en funciones bajo el primer Tabernáculo o Querubín como el período de Jueces y doce Apóstoles señalados como jueces para la restauración del Milenio, proporcionando así los simbólicos veinticuatro ancianos de las veinticuatro divisiones que lanzan sus coronas ante el Señor de los Ejércitos, como sus períodos de oficio estaba combinado bajo el Señor. A esta hora los cuatro Querubines o Seres obtienen seis alas, ganando las últimas dos alas de inmortalidad espiritual con el Señor de los ejércitos. Este estatus los iguala con los Serafines o el alto rango de los ángeles. Así, los elegidos tienen status elohim o theoi conferido a ellos.

 

Zacarías 12:8 En aquel día Jehová defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel de Jehová delante de ellos. (KJV)

 

Así, los débiles serán como David y la casa de David será como Elohim como el ángel de Jehová delante de ellos. Este texto establece una secuencia de fases. El ángel de Jehová era el Elohim de Israel, Salmos 45:6-7. Este Elohim era Cristo Hebreos 1:8-9. La Casa de David o el elegido se convertirán en elohim como Cristo mismo era y es. Fortalecerán al débil de la restauración del Mesías al fin de los días (ver los papeles Los Elegidos como Elohim (No. 1); El ángel de JHVH (No. 24); Y La Preexistencia de Jesucristo (No. 243))http://www.ccg.org/english/s/p243.html

 

El último período de la multitud muestra a las cuatro Seres Vivientes alrededor del Trono de Dios, pero el orden de la multitud para este quinto período se ha cambiado. La colocación de las tribus incluyendo los movimientos de Judá, Rubén, Efraín y Dan es un tema en su propio derecho. La posición de las tribus en Ezequiel 48:31 y sig. Por puertas también varía la posición, tanto por puertas y por tierra (Eze. 48:1-29).

 

La asignación de las tribus de los 144,000 está también relacionada con estos conceptos. Dan es combinado con Efraín como la tribu de José, y Manases se convierte en una tribu en su propio derecho para esta asignación, como hace Levi. La asignación es para el propósito del nuevo sacerdocio (Apo. 7:4-8) (vea también el papel La Ciudad de Dios (No. 180))

 

Apocalipsis  7:4-8 Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.5 De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. 6 De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de Manasés, doce mil sellados. 7 De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. 8 De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados. (KJV)

 

En esta asignación Dan es unido a Efraín como la tribu compuesta de José a fin de que Levi pueda tomar su lugar entre el sacerdocio de Melquisedec en los últimos Días – pero Dan procede a tomar su derecho de nacimiento en el sistema físico como Juez de Israel.

 

El Querubín es uno con el Mesías en esta fase final también. Este aspecto del sistema milenario se trata en otros lugares.

 

Nota:

La determinación del mes de Adar y (We) Adar en 597 aC es determinado por las fases de la luna. La Enciclopedia Judaica hace nota sobre el cautiverio y coloca Adar 2 en 15/16 de marzo de 597 aC. El artículo ' Ezequiel ' en el Volumen 6, página 1082, nota al pie 1 indica:

 

El conteo de años en las fechas inicia de exilio de Rey Joaquín (1:2; 33:21; 40:1), fechable por una crónica babilónica en Adar 2 (mitad de marzo) 597. Sin embargo, II Cro. 36:10 tiene el comienzo del exilio en "la vuelta del año" - es decir, El mes entrante, Nisán, el principio de año 8 de Nabucodonosor (II Reyes 24:12). La era del exilio empezó en Nisán (abril) 597, y sus años, como los años del reino babilónico, se desarrollaron de Nisán a Adar.

 

Esto es incorrecto. Los judíos se refieren a Adar 1 como Adar y a Adar 2 como y Adar o WeAdar. No usan el término Adar 1 y 2; Es simplemente Adar y Adar.

 

La referencia de la vuelta del año en 2Cronicas 36:10 se refiere al equinoccio en marzo. No se refiere al mes de Nisán. La referencia de la Biblia de la vuelta del año para Tabernáculos también quiere decir en el período del equinoccio de septiembre. El equinoccio vernal cae dentro de WeAdar siete veces en cada ciclo de diecinueve años. No hay, pues, conflicto alguno entre 2 Crónicas y las crónicas Babilónicas, en el asunto del cautiverio.

 

La referencia de Ezequiel es el Trigésimo año. Tal referencia no es a cualquier trigésimo año de ningún rey o sistema conocido. La simple declaración es tomada como sobreentendida en el texto del Antiguo Testamento.

 

Existe también otra restauración por Wiston, lo cual es incorrecto, basado en una interpretación errónea de los años del reino. Alguna confusión ocurre de esto algunas veces.

 

Determinar las Lunas Nuevas para 597 nos muestra que hubo un WeAdar ese año.

 

La Luna Nueva cayó el 12 de marzo a las 1500 horas LMT, hora de Jerusalén. La siguiente Luna Nueva cayó el 11 de abril a las 0733 horas. El equinoccio cayó el 27 de marzo a las 1333 horas LMT.

 

Es más de 14 días completos del 12 marzo de 597 al 27 de marzo de 597 de tarde a tarde donde tenemos dieciséis días. Así marzo no puede ser la Luna Nueva más cercana al equinoccio, y el 11 abril a las 0733 horas es la Luna Nueva de Nisán. Así tenemos un WeAdar y el día 2 de WeAdar es marzo 14/15, aun asumiendo el 13 de marzo como el comienzo del mes y no como marzo 15/16 como mantiene la Judaica.

 

Así pues, el cautiverio se produjo a la vuelta del año, o sea en el tiempo del equinoccio, el cuál fue en WeAdar y el día 2 WeAdar o 14/15 de marzo o 15/16 en el cálculo judío.

 

El año es, pues, calculado a partir del comienzo del año anterior en abril de 598 aC.

 

Abril de 597 aC es el comienzo del segundo año; 596 aC es el comienzo del tercer año; 595 aC es el comienzo del cuarto año; Y 594 aC es el comienzo del quinto año de cautiverio de Joaquín (ver los papeles La Lectura de la Ley con Esdras y Nehemias (No. 250); Y La Caída de Jerusalén a Babilonia (No. 250B)http://www.ccg.org/english/s/p250B.html

q

 


 

 


APENDICE A:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Emprty Trailer