Iglesias Cristianas de Dios

[297]

 

 

 

 

Comentario sobre Zacarías

(Edición 1.0 20060820-20060820)

 

El Libro de Zacarías tiene un gran significado para la Restauración de Israel bajo el Mesías en los Últimos Días.

 

 

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369,  WODEN  ACT 2606,  AUSTRALIA

 

Email: secretary@ccg.org

 

 (Propiedad Intelectual ã 2006 Wade Cox)

(tr. 2006)

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. . Debe incluirse el nombre y dirección del editor y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas.  Las citas breves pueden ser incluidas en artículos  críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria.

Este documento se puede obtener desde los sitios de Internet:
http://www.logon.org y http://www.ccg.org

 


 

Comentario sobre Zacarías [297]

 


Introducción

El profeta Zacarías (Recordado por Yahovah) era hijo de Berequías (Bendecido por Yahovah) y nieto de Iddo.

 

El profetizó durante el reinado de Darío el persa o Darío II de Persia en la construcción del Templo. Sus profecías comprenden el período desde la construcción del Segundo Templo hasta su restauración y durante la permanencia y destrucción de este. La profecía luego continúa hasta el Mesías y la construcción de la Iglesia de Dios, que es el Templo Espiritual, hasta el retorno del Mesías. Luego de esto se refiere a la construcción de la final administración en Jerusalén durante el sistema milenial del Mesías. El trabajo es muy significativo para los Últimos Días y las naciones que atacan a Judá.

 

La estructura del libro consta de varias secciones:

Sección 1         A. 1:1-6 Profecía desde el Año 2 de Darío.

B. 1:7-6:15 Profecía con Símbolos (Ocho Visiones) 

C. 7:1-8:23 Profecía  desde el   Año 4 de Darío.

Sección 2         A. 9:1-10:12 La Primera Carga revelada.

B. 11:1-17 Profecía con Símbolos.

C. 12:1-14:21 La Segunda Carga revelada.

 

Tiempo de  Darío y los Profetas

Darío II asumió el trono a fines de 424 o comienzos de 423 AEC. El decreto para comenzar la construcción fue emitido en 422 AEC (Esdras 6:1 y 4:24) (es decir su segundo año). Las 70 semanas de años comienzan desde esta fecha. En Esdras 5 vemos que Hageo y Zacarías profetizan en  423 AEC y 422 AEC. Las 70 semanas de años comienzan desde 423/22 AEC (es decir el primer año del período de Jubileo nuevo). La construcción fue terminada en el sexto año de Darío el Persa (Esdras 6:15) en 3 Adar es decir, Marzo 418 AEC. Darío muere en el período desde el fin de 405 hasta la primavera de 404 (ver el documento: La Señal de Jonás y la Historia de la Reconstrucción del Templo [013] La cronología de Bullinger y los apéndices correspondientes a este tema son incorrectos).

 

Por lo tanto esta profecía está ligada a la reconstrucción del Templo y forma parte del sistema de profecía de la Llave de David y la administración que llega hasta los Últimos Días y la reconstrucción final del Templo (ver Gobierno de los Reyes: Parte III: Salomón y la LLave de David [282C]).

 

La primera Sección ocurre al comienzo de la construcción y termina en el segundo año de la construcción, a mitad de la obra. La segunda sección trata sobre la última mitad de la construcción. Por lo tanto cada sección cubre dos de los cuatro años de la construcción y se relaciona en profecía con la restauración de Israel y Judá bajo el Mesías, y la Iglesia que en este texto se menciona como gobernando con el Mesías en Jerusalén.

 

Como ya hemos mencionado, Hageo también está involucrado en la profecía de este período.

 

Esdras y Nehemías no han retornado aún, ellos vuelven en el reinado de Artajerjes II al final de las siete semanas de años. Artajerjes II emite el decreto de proveer para el Templo y Nehemías construye los muros de Jerusalén y la fortifica. Esdras muere en  323 AEC en el mismo año en que muere Alejandro Magno. El canon fue compilado en 321 y  posteriormente declarado cerrado.

 

Zacarías, capítulo 1

El capítulo 1 se refiere al establecimiento de la profecía y el marco de tiempo en el cual la ciudad debía ser restaurada pero sin tener paz, y el Templo no pudo ser construido. Dios estaba disgustado con Judá porque ellos no  enseñaron los estatutos y las Leyes de Dios en forma correcta, ni tampoco las siguieron La tierra estaba en reposo pero la Casa de Judá no tuvo descanso por setenta años. Dios estaba enojado con las naciones paganas que se sintieron a salvo. Como vemos en el texto, Él estaba un poco molesto pero ellos sumaron al castigo y sufrimiento, lo cual Dios no había pedido que hicieran. Luego los cuatro cuernos que conspiraron para dispersar a Judá, Israel y Jerusalén, habían de ser castigados y  los cuatro carpinteros que son los siervos de Dios y que llegaron para dispersar los cuatro cuernos que conspiraron para esparcir  a Judá.

 

El termino Señor de los Ejércitos o Yahovah Sabaioth se menciona cincuenta y tres veces en este libro: cuarenta y cuatro veces en los capítulos 1-8  y nueve veces en los capítulos 9-14. En veintinueve ocasiones está asociado con el oráculo de Yahovah Sabaioth donde “Dice el Señor de los Ejércitos” = (es) el oráculo de Yahovah Sabaioth. Dice el Señor = (es) el Oráculo de Jehová.

 

La estructura de las ocho visiones hasta Zacarías 6:15 se detalla a continuación:

1ª Visión (Zac. 1:7-17) Fuerzas Invisibles, Caballos.

2ª Visión (Zac. 1:18-21) Enemigos Externos  o Cuernos.

3ra Visión (Zac. 2:1-13) Se muestra el propósito de Jehová para con el hombre.

4ta Visión (Zac. 3:1-10) Joshua el Renuevo es revelado.

5ta Visión (Zac. 4:1-14) es revelado el propósito de Jehová en el candelabro.

Visones 6ta y 7ma  (Zac. 5:1-4, 11) Enemigos Externos, el Rollo Volante y el Efa.

8vaVisión (Zac. 6:1-6) Fuerzas Invisibles, Caballos.

Conclusión (Zac. 6:9-15): Termina con referencia a  Josué el Renuevo.

 

El escenario es el de  Israel en la dispersión. Los Gentiles están en posesión de Israel hacia el tiempo del fin. Jehová declara su intención de intervenir en favor de Jerusalén (vv. 1: 16,17; Isa. 40:1-5). El hombre en el capítulo 1 es el Adonai del verso 9 y el   Ángel de Jehová en los versos 11,12 y esto es lo que Ángel en su respuesta le dice al profeta. Los jinetes del verso 8 se acercan a este ser que es el  Adonai de Israel de Deuteronomio 32:8 (RSV). El término “en medio; entre” se relaciona con el capítulo 6:1.

 

1 En el mes octavo, en el año segundo de Darío, fué palabra de Jehová á Zacarías profeta, hijo de Berechîas, hijo de Iddo, diciendo: 2 Enojóse Jehová con ira contra vuestros padres. 3 Les dirás pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos á mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré á vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. 4 No seáis como vuestros padres, á los cuales dieron voces los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos, y de vuestras malas obras: y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová. 5 Vuestros padres, ¿dónde están? y los profetas ¿han de vivir para siempre? 6 Empero mis palabras y mis ordenanzas que mandé á mis siervos los profetas, ¿no alcanzaron á vuestros padres? Por eso se volvieron ellos y dijeron: Como Jehová de los ejércitos pensó tratarnos conforme á nuestros caminos, y conforme á nuestras obras, así lo hizo con nosotros. (RV)

 

Tres meses después se completa la primera sección.

 7 A los veinticuatro del mes undécimo, que es el mes de Sebath, en el año segundo de Darío, fué palabra de Jehová á Zacarías profeta, hijo de Berechîas, hijo de Iddo, diciendo: 8 Vi de noche, y he aquí un varón que cabalgaba sobre un caballo bermejo, el cual estaba entre los mirtos que había en la hondura; y detrás de él había caballos bermejos, overos, y blancos. 9 Entonces dije: ¿Qué son éstos, señor mío? Y díjome el ángel que hablaba conmigo: Yo te enseñaré qué son éstos. 10 Y aquel varón que estaba entre los mirtos respondió, y dijo: Estos son los que Jehová ha enviado á recorrer la tierra. 11 Y ellos hablaron á aquel ángel de Jehová que estaba entre los mirtos, y dijeron: Hemos recorrido la tierra, y he aquí toda la tierra está reposada y quieta. 12 Y respondió el ángel de Jehová, y dijo: Oh Jehová de los ejércitos, ¿hasta cuándo no tendrás piedad de Jerusalén, y de las ciudades de Judá, con las cuales has estado airado por espacio de setenta años?

 

El texto muestra el período de tribulación. Además se relaciona con el capítulo 7:9; Salmo 102:13; Isaías 14:1; 49:13. Esta referencia no es a la Iglesia, que es la madre de todos nosotros, sino a la ciudad de Jerusalén misma.

 

13 Y Jehová respondió buenas palabras, palabras consolatorias á aquel ángel que hablaba conmigo. 14 Y díjome el ángel que hablaba conmigo: Clama diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Celé á Jerusalén y á Sión con gran celo: 15 Y con grande enojo estoy airado contra las gentes que están reposadas; porque yo estaba enojado un poco, y ellos ayudaron para el mal.

 

Por lo tanto Dios debía encargarse de Judá, pero las naciones que sumaron injuria sobre injuria cuando no debían haberlo hecho disgustaron mucho a Dios y Él se ocupará de ellas.

 

Esta sección había de indicar también hacia aún otra dispersión. Aquí Él habla de Su casa que está siendo construida sobre ella, lo cual está ocurriendo ahora. Sin embargo, veremos que esta profecía se extenderá por el lapso de dos milenios y medio y comprende dos advenimientos del Mesías y su muerte.

 

Jerusalén será medida con el fin de reorganizarla para la construcción Esto sigue a la Medición del Templo, que es la Iglesia según vemos en Apocalipsis 11:2 ff.

 
16 Por tanto, así ha dicho Jehová: Yo me he tornado á Jerusalén con miseraciones; en ella será edificada mi casa, dice Jehová de los ejércitos, y la plomada será tendida sobre Jerusalén. 17 Clama aún, diciendo: Así dice Jehová de los ejércitos: Aun serán ensanchadas mis ciudades por la abundancia del bien; y aun consolará Jehová á Sión, y escogerá todavía á Jerusalén. 18 Después alcé mis ojos, y miré, y he aquí cuatro cuernos. 19 Y dije al ángel que hablaba conmigo: ¿Qué son éstos? Y respondióme: Estos son los cuernos que aventaron á Judá, á Israel, y á Jerusalén. 20 Mostróme luego Jehová cuatro carpinteros. 21 Y yo dije: ¿Qué vienen éstos á hacer? Y respondióme, diciendo: Estos son los cuernos que aventaron á Judá, tanto que ninguno alzó su cabeza; mas éstos han venido para hacerlos temblar, para derribar los cuernos de las gentes, que alzaron el cuerno sobre la tierra de Judá para aventarla. (RV)

Dios muestra aquí que  Él se encargará de los cuernos o poderes que hirieron a Judá e Israel y a Jerusalén. Esto no se refiere a la Iglesia (c. de Bullinger, Companion Bible nota a v. 16). Estos cuatro poderes se levantan contra las naciones para encargarse de ellas, literalmente para aterrorizarlas.

 

Zacarías, capítulo 2

El capítulo 2 muestra que Judá estará habitada y Dios será una pared de fuego a su alrededor y la gloria dentro de ella. El texto muestra que Dios, Jehová de los Ejércitos, envió al Jehová de Israel a Jerusalén para protegerla (Zac. 2:8). Muchas naciones se unirán al Señor en ese día y será el pueblo de Dios Y Jehová habitará entre medio de ellos. El Señor heredará Judá, que es su parte en la Tierra Santa y nuevamente elegirá a Jerusalén (c. Deut. 32:8 RSV).

 

Zacarías 2:1-13 Alcé después mis ojos, y miré y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel de medir. 2 Y díjele: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A medir á Jerusalén, para ver cuánta es su anchura, y cuánta su longitud .3 Y he aquí, salía aquel ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, 4 Y díjole: Corre, habla á este mozo, diciendo: Sin muros será habitada Jerusalén á causa de la multitud de los hombres, y de las bestias en medio de ella. 5 Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y seré por gloria en medio de ella. 6 Eh, eh, huid de la tierra del aquilón, dice Jehová, pues por los cuatro vientos de los cielos os esparcí, dice Jehová. 7 Oh Sión, la que moras con la hija de Babilonia, escápate. 8 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Después de la gloria me enviará él á las gentes que os despojaron: porque el que os toca, toca á la niña de su ojo. 9 Porque he aquí yo alzo mi mano sobre ellos, y serán despojo á sus siervos, y sabréis que Jehová de los ejércitos me envió. 10 Canta y alégrate, hija de Sión: porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová. (RV)

 

Note aquí que Jehová de los Ejércitos envió a éste Jehová que habitará en Jerusalén. El dice que en ese momento sabremos que el Señor de los Ejércitos lo ha enviado. En otras palabras este Jehová no es el Jehová de los Ejércitos sino el Jehová del Salmos 45:6-7 y Hebreos 1:8-9 enviado a Israel por Dios. Este es el Jehová que recibe a Israel como su herencia en Deuteronomio 32:8 (para ver una traducción correcta buscar en B.J. v. 12 ). Las palabras “niña de Mi ojo” fueron cambiadas por “Su ojo” por los  Soferim (escribas) se supone que por razones de antropomorfismo. Jehová de los Ejércitos envió a éste Jehová para “Su propia Gloria”.

 

Se les advierte a todos los que habitan con la hija de Babilonia que huyan del norte. Zacarías habla de un futuro muy lejano. Babilonia ya había caído en ese momento y había estado sometida por medas y persas por un siglo.  El habla de los Últimos Días y la hija de Babilonia a la cual hacen referencia las otras profecías y  la Iglesia.

 

Sabemos que este es el caso porque la profecía luego declara la union de muchas naciones con Judá, lo cual no ha ocurrido aún desde el primer advenimiento. El declara que habitará entre ellos y que ellos sabrán que el Señor de los Ejércitos lo ha enviado a ellos. Este ser solo puede ser Jesucristo en su segundo advenimiento.

 

11 Y uniránse muchas gentes á Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado á ti. 12 Y Jehová poseerá á Judá su heredad en la tierra santa, y escogerá aún á Jerusalem. 13 Calle toda carne delante de Jehová, porque él se ha despertado de su santa morada.  (RV)

Note aquí la descripción de la herencia de Judá como Su parte. Israel es su herencia pero Judá era la tribu del Mesías. Este ser, Jehová de Israel, solo puede ser Jesucristo, el Mesías.

 

Zacarías, capítulo 3

En Zacarías capítulo 3, el Señor Dios muestra como se da la secuencia del establecimiento de los últimos días en los cuales el Sumo Sacerdote lleva el nombre de Josué, como lo hizo el Mesías que era el Renuevo. Satán es ubicado a su derecha para resistirlo y no para apoyarlo. Josué recibe vestimenta limpia y su vestimenta vieja es descartada.  Los seguidores del Sumo Sacerdote que se sientan ante el son hombres para ser admirados. El Señor Dios afirma que el convocará el Renuevo que es el Mesías. El Señor Dios dice que la piedra colocada ante Josué tiene siete ojos en la piedra única, esto quiere decir que hay siete ojos en cada piedra, y nosotros sabemos por las Escrituras que ellos son los siete espíritus de Dios que también representan los siete ángeles de las siete iglesias. De este modo, los siete espíritus de Dios están presentes en cada piedra en el Templo, y en las siete Iglesias de Dios, y hay elementos de cada iglesia en todas.

 

Es Dios quién talla en las piedras los siete ojos, que son los siete espíritus. Dios remueve la maldad de la tierra en un día. El lo hizo por medio del Mesías y preservó los siete espíritus en las siete iglesias.

 

El verso 10 dice: “En ese día dice el Señor de los Ejércitos llamarás a cada hombre debajo de la vid, y debajo de la higuera, tu vecino.”

 

Esta secuencia refleja el establecimiento de las Iglesias en el tiempo y nos lleva al Día del Señor, que es mencionado en el verso 10 como: “En aquel día”.

1 Y Mostrome á Josué, el gran sacerdote, el cual estaba delante del ángel de Jehová; y Satán estaba á su mano derecha para serle adversario .2 Y dijo Jehová á Satán: Jehová te reprenda, oh Satán; Jehová, que ha escogido á Jerusalem, te reprenda. ¿No es éste tizón arrebatado del incendio? 3 Y Josué estaba vestido de vestimentas viles, y estaba delante del ángel. 4 Y habló el ángel, é intimó á los que estaban delante de sí, diciendo: Quitadle esas vestimentas viles. Y á él dijo: Mira que he hecho pasar tu pecado de ti, y te he hecho vestir de ropas de gala. 5 Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y vistiéronle de ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie. 6 Y el ángel de Jehová protestó al mismo Josué, diciendo: 7 Así dice Jehová de los ejércitos: Si anduvieres por mis caminos, y si guardares mi ordenanza, también tú gobernarás mi casa, también tú guardarás mis atrios, y entre estos que aquí están te daré plaza. 8 Escucha pues ahora, Josué gran sacerdote, tú, y tus amigos que se sientan delante de ti; porque son varones simbólicos: He aquí, yo traigo á mi siervo, el Pimpollo. 9 Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos: he aquí, yo grabaré su escultura, dice Jehová de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día. 10 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, cada uno de vosotros llamará á su compañero debajo de la vid, y debajo de la higuera.  (RV)

El Sumo Sacerdote de Israel debe cumplir específicamente las Leyes de Dios. Esta es la tarea que Dios le da a Josué, Sumo Sacerdote de Israel. Si él no sigue las Leyes de Dios no puede ser Sumo Sacerdote.

 

Zacarías, capítulo 4

El capítulo 4 prosigue con la referencia a los Testigos que se ubican a cada lado de las siete lámparas en el gran candelero. Por medio de Zacarías, Dios declara que: “No es por  mi fuerza, ni mi poder, sino por mi espíritu dice el Señor de los Ejércitos”. Estos son los Dos Testigos que permanecen al lado del Señor de la tierra y los siete ojos son los siete espíritus de Dios que corren de un lado a otro por toda la tierra. Este no es Satán “el dios de este mundo” (2Cor. 4:4) sino el  Mesías quien lo reemplazará. Esta es la sección que trata sobre el Dia del Señor y el triunfo de los Testigos en los Últimos Días.

1 Y Volvió el ángel que hablaba conmigo, y despertóme como un hombre que es despertado de su sueño. 2 Y díjome: ¿Qué ves? Y respondí: He mirado, y he aquí un candelero todo de oro, con su vaso sobre su cabeza, y sus siete lámparas encima del candelero; y siete canales para las lámparas que están encima de él; 3 Y sobre él dos olivas, la una á la derecha del vaso, y la otra á su izquierda. 4 Proseguí, y hablé á aquel ángel que hablaba conmigo, diciendo: ¿Qué es esto, señor mío? 5 Y el ángel que hablaba conmigo respondió, y díjome: ¿No sabes qué es esto? Y dije: No, señor mío .6 Entonces respondió y hablóme, diciendo: Esta es palabra de Jehová á Zorobabel, en que se dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. 7 ¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido á llanura: él sacará la primera piedra con aclamaciones de Gracia, gracia á ella. 8 Y fué palabra de Jehová á mí, diciendo: 9 Las manos de Zorobabel echarán el fundamento á esta casa, y sus manos la acabarán; y conocerás que Jehová de los ejércitos me envió á vosotros. 10 Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel. Aquellas siete son los ojos de Jehová que recorren por toda la tierra.11 Hablé más, y díjele: ¿Qué significan estas dos olivas á la derecha del candelero, y á su izquieda? 12 Hablé aún de nuevo, y díjele: ¿Qué significan las dos ramas de olivas que por medio de dos tubos de oro vierten de sí aceite como oro?13 Y respondióme, diciendo: ¿No sabes qué es esto? Y dije: Señor mío, no. 14 Y él dijo: Estos dos hijos de aceite son los que están delante del Señor de toda la tierra?  (RV)

 

Los Dos Testigos vendrán al final de la secuencia y no hay referencia a nadie desde entonces hasta ahora.

 

Zacarías, capítulo 5

El rollo del Señor, que es la Ley de Dios, entrará en las casas de los ladrones y mentirosos y atestiguará en su contra y los separará y aislará y destruirá sus casas hasta  sus piedras y ladrillos.

 

El nexo de la Ley será restaurado por los Testigos en los Últimos Días. El capítulo 5 continúa directamente con la sección que se refiere a ellos en el Capítulo 4 y no retrocede. No ha sido restaurada al presente.

 

El testigo del Señor  fue corrompido y convertido en  efa de plomo y puesto en la boca de la mujer que obra iniquidad, y el efa fue llevado a la tierra de Sinar, que es Babilonia.

 

De este modo, el sistema religioso falso le fue dado plomo por palabra y profecía, y llevado al sistema de Babilonia y castigado en los Últimos Días. Estas son los de la antinomia cuya enseñanza es que la Ley de Dios ha sido anulada.

1 Y Tornéme, y alcé mis ojos, y miré, y he aquí un rollo que volaba. 2 Y díjome: ¿Qué ves? Y respondí: Veo un rollo que vuela, de veinte codos de largo, y diez codos de ancho. 3 Díjome entonces: Esta es la maldición que sale sobre la haz de toda la tierra; porque todo aquel que hurta, (como está de la una parte del rollo) será destruído; y todo aquel que jura, (como está de la otra parte del rollo) será destruído. 4 Yo la saqué, dice Jehová de los ejércitos, y vendrá á la casa del ladrón, y á la casa del que jura falsamente en mi nombre; y permanecerá en medio de su casa, y consumirála, con sus enmaderamientos y sus piedras. 5 Y salió aquel ángel que hablaba conmigo, y díjome: Alza ahora tus ojos, y mira qué es esto que sale. 6 Y dije: ¿Qué es? Y él dijo: Este es un epha que sale. Además dijo: Este es el ojo de ellos en toda la tierra. 7 Y he aquí, traían un talento de plomo, y una mujer estaba asentada en medio de aquel epha. 8 Y él dijo: Esta es la Maldad; y echóla dentro del epha, y echó la masa de plomo en su boca. 9 Alcé luego mis ojos, y miré, y he aquí dos mujeres que salían, y traían viento en sus alas, y tenían alas como de cigüeña, y alzaron el epha entre la tierra y los cielos.10 Y dije al ángel que hablaba conmigo: ¿A dónde llevan el epha? 11 Y él me respondió: Para que le sea edificada casa en tierra de Shinar: y será asentado y puesto allá sobre su asiento. (RV)

 

Zacarías, capítulo 6

Zacarías 6:1-8 es el período de los cuatro ángeles al que se hace referencia en el Apocalipsis 7:1-3. Los cuatro grupos de caballos son Rojos, Negros y Blancos y el cuarto carruaje está formado por caballos Bayos y  Grises (grisaseos del Fr. gris o gris- hierro).

 

Los negros van hacia el país del norte, los blancos se dirigen al oeste,  los grisaseos o grises van hacia el país del sur, y los bayos van de un lado al otro en la tierra.

 

El término apaciguar mi espíritu en el país del norte significa: “hacer que [mi enojo] descanse en mi espíritu (c. de Bullinger, Companion Bible). Por lo tanto Dios se encargará del País de Norte. El Templo del Señor será construido por pueblos que vienen de muy lejos (c. con Isa. 60:10) y es el Renuevo, llamada Josué, el Sumo Sacerdote que construye el Templo. Por lo tanto el Mesías debe llamarse Joshua, que quiere decir salvación. Esto ocurrirá si obedecemos diligentemente a Dios.

 

1 Y Tornéme, y alcé mis ojos y miré, y he aquí cuatro carros que salían de entre dos montes; y aquellos montes eran de metal. 2 En el primer carro había caballos bermejos, y el segundo carro caballos negros, 3 Y en el tercer carro caballos blancos, y en el cuarto carro caballos overos ruciorodados. 4 Respondí entonces, y dije al ángel que conmigo hablaba: Señor mío, ¿qué es esto? 5 Y el ángel me respondió, y díjome: Estos son los cuatro vientos de los cielos, que salen de donde están delante del Señor de toda la tierra. 6 En el que estaban los caballos negros, salieron hacia la tierra del aquilón; y los blancos salieron tras ellos; y lo overos salieron hacia la tierra del mediodía. 7 Y los rucios salieron, y se afanaron por ir á recorrer la tierra. Y dijo: Id, recorred la tierra. Y recorrieron la tierra. 8 Luego me llamó, y hablóme diciendo: Mira, los que salieron hacia la tierra del aquilón hicieron reposar mi espíritu en la tierra del aquilón. 9 Y fué á mí palabra de Jehová, diciendo: 10 Toma de los del cautiverio, de Heldai, y de Tobías, y de Jedaía, los cuales volvieron de Babilonia; y vendrás tú en aquel día, y entrarás en casa de Josías hijo de Sefanías; 11 Tomarás pues plata y oro, y harás coronas, y las pondrás en la cabeza del gran sacerdote Josué, hijo de Josadac; 12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: He aquí el varón cuyo nombre es Pimpollo, el cual germinará de su lugar, y edificará el templo de Jehová: 13 El edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y será sacerdote en su solio; y consejo de paz será entre ambos á dos. 14 Y Helem, y Tobías, y Jedaía, y Hen, hijo de Sefanías, tendrán coronas por memorial en el templo de Jehová. 15 Y los que están lejos vendrán y edificarán en el templo de Jehová, y conoceréis que Jehová de los ejércitos me ha enviado á vosotros. Y será esto, si oyereis obedientes la voz de Jehová vuestro Dios. (RV)

 

El Renuevo recibe honor real en Israel y un sacerdote permanecerá junto a su trono. Habrá paz entre ellos. La profecía comprende el momento en el futuro en que el Renuevo construirá su Templo envestido de honor real y gobernará al clero, este solo puede ser el Mesías. La corona residirá en el Templo del Señor. Los elegidos gobernarán como Dios y  la corona es de ellos para que gobiernen. Esta es la promesa a la Iglesia de Filadelfia en el Apocalipsis, capítulo 3.

 

El término brotar hacia adelante es Yemach yizmach que literalmente significa un renuevo brotará (hacia delante) . Bullinger obserba este hecho y también el hecho de que algunos códices omiten el término.

 

Zacarías, capítulo 7

En aquellos setenta años Israel no ayunó ni guardó luto por las Leyes de Dios. Ellos no obedecieron a Dios y no ayunaron en los meses Quinto y  Séptimo. Destaquemos que el ayuno del 10 Ab para guardar luto por la destrucción del Templo ya había sido instituido en  Judá para ese momento (c. Jer. 52:12,13). La palabra del Señor nos manda a realizar juicio verdadero y que cada hombre muestre piedad y compasión hacia su vecino, no oprimir a la viuda ni al huérfano, ni al desconocido ni al pobre, y no dejar que alguno imagine el mal contra su hermano en su corazón (Zac. 7:9-10). Pero ellos no quisieron escuchar y alejaron sus hombros y cerraron sus oídos para no escuchar. Sus corazones se volvieron tan inquebrantables como las piedras, como rocas, así ellos no pudieron oír la Ley de Dios y las palabras que el Señor de los Ejércitos había enviado por medio de los profetas anteriores. Por este motivo, una gran ira provino del Señor de los Ejércitos (Zac. 7:11-12).

 

Dios dice que lo que ocurre es que, así como ellos cerraron sus oídos y no quisieron  escuchar  la Ley de Dios ni a los profetas, anteriores Dios también ha de cerrar Sus oídos y no querrá escuchar, y Dios los diseminará en el exterior a todas las naciones, así la tierra quedará desolada. Del mismo modo,  Dios tratará a aquellos que se niegan a oír la Palabra del Señor y las Leyes de Dios en los Últimos Días.

 

1 Y Aconteció en el año cuarto del rey Darío, que fué palabra de Jehová á Zacarías á los cuatro del mes noveno, que es Chisleu;: 2 Cuando fué enviado á la casa de Dios, Saraser, con Regem-melech y sus hombres, á implorar el favor de Jehová, 3 Y á hablar á los sacerdotes que estaban en la casa de Jehová de los ejércitos, y á los profetas, diciendo: ¿Lloraremos en el mes quinto? ¿haremos abstinencia como hemos hecho ya algunos años? 4 Fué pues á mí palabra de Jehová de los ejércitos, diciendo: 5 Habla á todo el pueblo del país, y á los sacerdotes, diciendo: Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis ayunado para mí? 6 Y cuando coméis y bebéis, ¿no coméis y bebéis para vosotros? 7 ¿No son estas las palabras que publicó Jehová por mano de los profetas primeros, cuando Jerusalem estaba habitada y quieta, y sus ciudades en sus alrededores, y el mediodía y la campiña se habitaban? 8 Y fué palabra de Jehová á Zacarías, diciendo: 9 Así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad juicio verdadero, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano: 10 No agraviéis á la viuda, ni al huérfano, ni al extranjero, ni al pobre; ni ninguno piense mal en su corazón contra su hermano. 11 Empero no quisieron escuchar, antes dieron hombro rebelado, y agravaron sus oídos para no oir: 12 Y pusieron su corazón como diamante, para no oir la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su espíritu, por mano de los profetas primeros: fué, por tanto, hecho grande castigo por Jehová de los ejércitos. 13 Y aconteció que como él clamó, y no escucharon, así ellos clamaron, y yo no escuché, dice Jehová de los ejércitos; 14 Antes los esparcí con torbellino por todas las gentes que ellos no conocían, y la tierra fué desolada tras de ellos, sin quedar quien fuese ni viniese; pues tornaron en asolamiento el país deseable. (RV)

 

En los Últimos Días Dios se encargará del remanente de Israel. Esta profecía era la segunda o última de las visiones de la primer sección. Se refería al futuro, a la próxima dispersión y desolación de Judea y la caída del Templo que ellos estaban construyendo. La lección era simple. Guarden las Leyes de Dios y la Alianza o serán dispersados nuevamente. El Templo estará formado  únicamente por aquellos que guarden la Alianza  como las Leyes de Dios.

 

Zacarías, capítulo 8

En el capítulo 8 Zacarías muestra que Dios obliga el retorno a Sion y reúne Su pueblo desde el país del este y el país del oeste. Ellos habitarán en Jerusalén en  verdad y justicia. Antes de la restauración final no había paz y Dios puso a cada hombre contra su prójimo. Pero en los Últimos Días Él hará que la tierra de frutos y Dios hará el Bien a  Jerusalén y a Judá. Dios también restaurará Israel con Judá así no serán mas una maldición entre las naciones (Zac. 8:10-15). 

 

Esto es lo que debemos hacer. Debemos hablar con la verdad a nuestro prójimo y debemos juzgar en la verdad y la paz en nuestras puertas. Debemos amar a nuestro prójimo y no debemos jurar en vano. Judá llevará a cabo los ayunos del Cuarto mes (en el  9no cuando la ciudad fue destruida); Quinto mes (10 Ab, cuando el Templo y las Casas fueron quemadas); Séptimo mes (3 Tishri cuando Gedalías fue sometido por Ismael hijo de Netanías (Jer. 40:8; 41:1-3, 15-18) y el Décimo mes (10 Tebet) cuando el Rey de Babilonia puso su rostro contra  Jerusalén (Ezek. 24:1-2)) (Zac. 8:19). Éstos son los ayunos impuestos por el hombre y no los ayunos de Dios.

 

En aquellos días, al final de ésta era, los hombres de todos los idiomas de la tierra se aferrarán a las túnicas de Judá e irán a Jerusalén a rezar al Señor de los Ejércitos (c. Gen. 26:28; Isa. 2:3; Mic. 4:2). El pueblo de Dios (Israel) será restaurado.

1 Y fué á mí palabra de Jehová de los ejércitos, diciendo: 2 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo he celado á Sión con grande celo, y con grande ira la celé. 3 Así dice Jehová: Yo he restituído á Sión, y moraré en medio de Jerusalem: y Jerusalem se llamará Ciudad de Verdad, y el monte de Jehová de los ejércitos, Monte de Santidad. 4 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Aun han de morar viejos y viejas en las plazas de Jerusalén, y cada cual con bordón en su mano por la multitud de los días. 5 Y las calles de la ciudad serán llenas de muchachos y muchachas, que jugarán en las calles .6 Así dice Jehová de los ejércitos: Si esto parecerá dificultoso á los ojos del resto de este pueblo en aquellos días, ¿también será dificultoso delante de mis ojos? dice Jehová de los ejércitos. 7 Asi ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí, yo salvo mi pueblo de la tierra del oriente, y de la tierra donde se pone el sol; 8 Y traerélos, y habitarán en medio de Jerusalén; y me serán por pueblo, y yo seré á ellos por Dios con verdad y con justicia. 9 Asi ha dicho Jehová de los ejércitos: Esfuércense vuestras manos, de vosotros los que oís en estos días estas palabras de la boca de los profetas, desde el día que se echó el cimiento á la casa de Jehová de los ejércitos, para edificar el templo.10 Porque antes de estos días no ha habido paga de hombre, ni paga de bestia, ni hubo paz alguna para entrante ni para saliente, á causa del enemigo: y yo dejé todos los hombres, cada cual contra su compañero.: 11 Mas ahora no lo haré con el resto de este pueblo como en aquellos días pasados, dice Jehová de los ejércitos. 12 Porque habrá simiente de paz; la vid dará su fruto, y dará su producto la tierra, y los cielos darán su rocío; y haré que el resto de este pueblo posea todo esto. 13 Y será que como fuisteis maldición entre las gentes, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré, y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos. 14 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Como pensé haceros mal cuando vuestros padres me provocaron á ira, dice Jehová de los ejércitos, y no me arrepentí; 15 Así tornando he pensado de hacer bien á Jerusalem y á la casa de Judá en estos días: no temáis. 16 Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad en vuestras puertas verdad y juicio de paz: 17 Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis juramento falso: porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová 18 Y fué á mí palabra de Jehová de los ejércitos, diciendo: 19 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: El ayuno del cuarto mes, y el ayuno del quinto, y el ayuno del séptimo, y el ayuno del décimo, se tornarán á la casa de Judá en gozo y alegría, y en festivas solemnidades. Amad pues verdad y paz. 20 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Aun vendrán pueblos, y moradores de muchas ciudades; 21 Y vendrán los moradores de la una á la otra, y dirán: Vamos á implorar el favor de Jehová, y á buscar á Jehová de los ejércitos. Yo también iré. 22 Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones á buscar á Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y á implorar el favor de Jehová. 23 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de todas las lenguas de las gentes, trabarán de la falda de un Judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros. (RV)

 

Zacarías, capítulo 9

Ahora comenzamos con la Primera Carga de la Segunda sección. Esto es en un futuro lejano.

 

En Zacarías, capítulos 9 a 11, se mencionan y abordan en términos explícitos los destinos de  Tiro, Sidón y Gaza, Ecron, Asquelon y Asdod, y Damasco y las tierras adyacentes en Siria, y todo el país del Líbano. 

 

Ellos adorarán a Dios en Jerusalén con Judá, y ellos serán como gobernadores en Israel. Ellos enfrentarán la destrucción, conversión y rehabilitación. Dios acampará alrededor Jerusalén en contra del ejército que marcha en su contra (Zac. 9:1-8).

 

En este momento está escrito: Alégrate mucho oh hija de Sion; da voces de júbilo oh hija de Jerusalén: mira a tu rey venir hacia tí: el es justo y salvador; humilde y montando un burro, y sobre un potrillo el pollino hijo de asna (Zac. 9:9). Los eventos en negrita son citas en el NT y son profetizadas en Miqueas 5:2 y examinadas en  Mateo 2:1 y 21:5. Estos son aspectos dobles. El verso 10 continua con la profecía del  Segundo Advenimiento donde el  Mesías, en justicia y salvación, destruye el carro de Efraín y el caballo de Jerusalén y  el arco de guerra. El Mesías hablará de paz a la gente y su dominio abarcará desde el mar hasta el mar y desde el río hasta los confines de la tierra. Dios dispone que Él tomará a Sion y establecerá la sangre de Su alianza y sacará a sus prisioneros del aljibe en el que no hay agua (Zac. 9:11-12). Esta es la conversión de Judá y Efraín. El texto muestra que ellos serán enviados en contra de los hijos de Javan, que figura como Grecia en la LXX pero en hebreo dice yavan, lo que se entendía como los antiguos griegos Jonios, no los griegos modernos. Ellos no son simplemente los residentes de la Grecia moderna que no son hijos de Javan en cantidad alguna (c. Gen. 10:2,4; Isa. 66:19; Ezek. 27:13; Dan. 8:21; 11:2; Joel 3:6; ver también el El Orígen Genético de las Naciones [265] y La Guerra de Hamon-Gog [294].

 

Ellos serán fortalecidos y el Señor los hará fuertes y ellos vencerán a sus enemigos en el Espíritu Santo de su conversión.

 

El Líbano y el orgullo de Jordania son abatidos. El Señor manda alimentar el rebaño de matanza. En el capítulo 11 Dios muestra como Él interviene y alimenta el rebaño. En ese capítulo Dios advierte acerca del pastor ídolo y el castigo por dejar el grupo y la destrucción de la unidad del pueblo. Esto es un retroceso al Primer Advenimiento cuando los bastones (cayados) de Suavidad y Ataduras fueron destruidos y los pastores que se originaron en la Iglesia apóstata y arrancaron al pobre hasta las pezuñas (c. Ezek. 34:1-22).

 

1 Carga de la palabra de Jehová contra tierra de Hadrach, y de Damasco su reposo: porque á Jehová están vueltos los ojos de los hombres, y de todas las tribus de Israel. 2 Y también Hamath tendrá término en ella; Tiro y Sidón, aunque muy sabia sea. 3 Bien que Tiro se edificó fortaleza, y amontonó plata como polvo, y oro como lodo de las calles, 4 He aquí, el Señor la empobrecerá, y herirá en la mar su fortaleza, y ella será consumida de fuego .5 Ascalón verá, y temerá; Gaza también, y se dolerá en gran manera: asimismo Ecrón, porque su esperanza será confundida; y de Gaza perecerá el rey, y Ascalón no será habitada. 6 Y habitará en Asdod un extranjero, y yo talaré la soberbia de los Palestinos: 7 Y quitaré sus sangres de su boca, y sus abominaciones de sus dientes, y quedarán ellos también para nuestro Dios, y serán como capitanes en Judá, y Ecrón como el Jebuseo.

La caída de Tiro y Sidón fue en parte lograda por los Babilónicos. Sin embargo, eso había ocurrido hace tiempo cuando esto fue escrito. La profecía se refería al futuro, a los griegos y los romanos y luego nuevamente a los árabes y la Cruzadas y ahora a los Últimos Días. Los comentarios realizados aquí llevados a cabo en parte, pero no todo, y en los Últimos Días vemos como esto se despliega ahora ante nuestra propia vista.

 

Aquí se promete que esas naciones serán parte de Israel y serán como provincias de Israel y su gloria estará en la gloria del Señor en Israel. Los jebuseos eran aquellos que habitaron Jerusalén y la era de trilla de Arauna se convirtió en el lugar del Templo de Dios. El poder de los Filisteos sería desplazado y el gobierno sería retirado de Gaza y los otros centros Filisteos serían retirados o convertidos en un pueblo mestizo como en Asdod. Esta es la Sagrada Escritura y no puede ser quebrantada.

 

Dios nos dice entonces que el Mesías vendrá a Jerusalén como lo hizo venciendo al pecado. El texto no termina alli sino que continúa y se ocupa de Efraín y Judá al mismo tiempo, lo cual ocurre en los Últimos Días. Israel ha sido tomada prisionera en 722 AC y no ha retornado.

 

   8 Y seré real de ejército á mi casa, á causa del que va y del que viene: y no pasará más sobre ellos angustiador; porque ahora miré con mis ojos. 9 Alégrate mucho, hija de Sión; da voces de júbilo, hija de Jerusalén: he aquí, tu rey vendrá á ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, así sobre un pollino hijo de asna. 10 Y de Efraín destruiré los carros, y los caballo de Jerusalén; y los arcos de guerra serán quebrados: y hablará paz á las gentes; y su señorío será de mar á mar, y desde el río hasta los fines de la tierra.11 Y tú también por la sangre de tu pacto serás salva; yo he sacado tus presos del aljibe en que no hay agua. 12 Tornaos á la fortaleza, oh presos de esperanza: hoy también os anuncio que os daré doblado. 13 Porque entesado he para mí á Judá como arco, henchí á Efraín; y despertaré tus hijos, oh Sión, contra tus hijos, oh Grecia, y te pondré como espada de valiente. 14 Y Jehová será visto sobre ellos, y su dardo saldrá como relámpago: y el Señor Jehová tocará trompeta, é irá como torbellinos del austro.15 Jehová de los ejércitos los amparará, y ellos devorarán, y sujetarán á las piedras de la honda, y beberán y harán estrépido como tomados del vino; y se llenarán como cuenco, ó como los lados del altar. 16 Y los salvará en aquel día Jehová su Dios como á rebaño de su pueblo: porque serán engrandecidos en su tierra como piedras de corona. 17 Porque ¡cuánta es su bondad, y cuánta su hermosura! El trigo alegrará á los mancebos, y el vino á las doncellas            (RV)

 

Este texto se refiere en el futuro a los Últimos Días cuando el Mesías retorna vencedor y  subyuga las naciones. El usa el poder de Judá y de Efraín para  subyugar a las naciones. Y esto es exactamente lo que ocurrió desde el período de 1916 en adelante (ver el documento La Caída de Egipto: La Profecía del Faraón de los Brazos Rotos [036]). No obstante, ellos serán forzados a  la paz.

 

Zacarías, capítulo 10

La Primera Carga continúa hasta 10:12. Sin embargo, los dos capítulos siguientes abordan el problema de la religión falsa. Dios reclama que le pidan las bendiciones a Él y no al  serafín, que son los ídolos hogareños que aún hoy en día vemos con la forma de diosa madre representada como la “Virgen María”, o Buda y quién sabe qué más.

 

Los adivinos ven mentiras y los soñadores interpretan sueños falsos. Los pueblos son engañados por religion falsa y este período continúa hasta los días del final. Los pastores son castigados por lo que le han hecho a  Judá e Israel y a los elegidos de Dios. Judá es separado para mostrar que ellos serán restaurados y la falsa religión será desechada. Judá será restaurado y Joseph será fortalecido. Sin embargo, necesitamos entender en primer lugar quienes son antes de poder ver lo que Dios va a lograr. Judah y la casa de Joseph están en los Estados Unidos y  el Commonwealth Británico, evitando por un minuto considerar las identidades de las Diez Tribus Perdidas de Israel, cuya cantidad de personas es diez veces mayor que aquellas identificadas como judíos hoy en esas naciones. Hay más judíos solamente en USA que en Israel y más en USA y en el Commonwealth Británico que en todos los lugares del mundo juntos. Ellos son la verdadera nación de Israel hoy, a pesar de su sus propios reclamos genealógicos a la raza de Israel.

 

1 Pedid á Jehová lluvia en la sazón tardía: Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba en el campo á cada uno. 2 Porque las imágenes han hablado vanidad, y los adivinos han visto mentira, y han hablado sueños vanos, en vano consuelan: por lo cual se fueron ellos como ovejas, fueron humillados porque no tuvieron pastor. 3 Contra los pastores se ha encendido mi enojo, y castigaré los machos de cabrío: mas Jehová de los ejércitos visitará su rebaño, la casa de Judá, y tornarálos como su caballo de honor en la guerra. 4 De él saldrá el ángulo, de él la clavija, de él el arco de la guerra, de él también todo apremiador. 5 Y serán como valientes, que en la batalla pisan al enemigo en el lodo de las calles; y pelearán, porque Jehová será con ellos; y los que cabalgan en caballos serán avergonzados. 6 Porque yo fortificaré la casa de Judá, y guardaré la casa de José; y harélos volver, porque de ellos tendré piedad; y serán como si no los hubiera desechado; porque yo soy Jehová su Dios, que los oiré. 7 Y será Efraín como valiente, y alegraráse su corazón como de vino: sus hijos también verán y se alegrarán; su corazón se gozará en Jehová. 8 Yo les silbaré y los juntaré, porque los he redimido; y serán multiplicados como fueron multiplicados. 9 Bien que los sembraré entre los pueblos, aun en lejanos países se acordarán de mí; y vivirán con sus hijos, y tornarán. 10 Porque yo los tornaré de la tierra de Egipto, y los recogeré de la Asiria; y traerélos á la tierra de Galaad y del Líbano, y no les bastará. 11 Y la tribulación pasará por la mar, y en la mar herirá las ondas, y se secarán todas las honduras del río: y la soberbia de Assur será derribada, y se perderá el cetro de Egipto. 12 Y yo los fortificaré en Jehová, y caminarán en su nombre, dice Jehová. (RV)

Vea aquí que las tierras de Galaad y el Líbano son reservadas para Efraín y como parte de un Israel más grande. Aún ahora Dios se está preparando para este momento. El Líbano será incorporado como estado de Israel y ellos vivirán en paz.

 

Zacarías, capítulo 11

Dios luego se refiere al Líbano en su  profecía con símbolos. Ellos son luego relacionados con el rebaño y el lamento de los pastores. Estos eventos están ligados a los Últimos Días. Las secuencias cronológicas de Galaad y el Líbano e Israel y las Iglesias de Dios están todas ligadas a una misma secuencia y Dios se encarga de todas ellas.

 

Zacarías 11:1-17  OH Líbano, abre tus puertas, y queme fuego tus cedros. 2 Aulla, oh haya, porque el cedro cayó, porque los magníficos son talados. Aullad, alcornoques de Basán, porque el fuerte monte es derribado. 3 Voz de aullido de pastores, porque su magnificencia es asolada; estruendo de bramidos de cachorros de leones, porque la soberbia del Jordán es destruída. 4 Así ha dicho Jehová mi Dios: Apacienta las ovejas de la matanza; 5 A las cuales mataban sus compradores, y no se tenían por culpables; y el que las vendía, decía: Bendito sea Jehová, que he enriquecido; ni sus pastores tenían piedad de ellas. 6 Por tanto, no más tendré piedad de los moradores de la tierra, dice Jehová: porque he aquí, yo entregaré los hombres, cada cual en mano de su compañero, y en mano de su rey; y quebrantarán la tierra, y yo no libraré de sus manos.

Este período continuó por un largo tiempo y los sistemas falsos surgieron y gobernaron la tierra con los reyes con los cuales se prostituyeron. Esta es la religion a la cual se hace referencia en el Apocalipsis como Babilonia Misteriosa. Dios no liberó a nadie de sus manos por su abandono de la fe.

 

La religion se convirtió en un negocio y siguió creciendo y explotando a su propio pueblo. Dios destruyó los cayados de Gracia y Unión.

 

   7 Apacenté pues las ovejas de matadero, destinadas a los tratantes de ovejas. Y me procuré dos cayados; a uno lo llamé “Gracia”,y al otro “Unión. Me puse a apacentar   las ovejas. (B.J.)                                  

 

En un mes Dios elimina a los tres pastores. Este aspecto es examinado en el documento Midiendo el Templo [137].  Estos son los treinta años de los últimos días llamados “El luto por Moisés”. El rebaño es devorado por sus propios miembros quienes se pisotean unos a otros y abusan y se acusan en falso unos a otros. El texto luego retrocede para tratar con el Mesías y el salario pagado por su traición  como treinta piezas de plata.


8 E hice matar tres pastores en un mes, y mi alma se angustió por ellos, y también el alma de ellos me aborreció á mí. 9 Y dije: No os apacentaré; la que muriere, muera; y la que se perdiere, se pierda; y las que quedaren, que cada una coma la carne de su compañera. 10 Tomé luego mi cayado Suavidad, y quebrélo, para deshacer mi pacto que concerté con todos los pueblos. 11 Y fué deshecho en ese día, y así conocieron los pobres del rebaño que miran á mí, que era palabra de Jehová. 12 Y díjeles: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron para mi salario treinta piezas de plata. 13 Y díjome Jehová: Echalo al tesorero, hermoso precio con que me han apreciado. Y tomé las treinta piezas de plata, y echélas en la casa de Jehová al tesorero.

 

El cayado de unión entre Israel y Judá fue entonces roto. Hasta ese momento Israel estaba en el norte donde ellos habían sido enviados pero muchos aún estaban unidos a Judá. Sin embargo, Judá fue destruída y dispersada y en el mismo siglo los persas y romanos debilitaron a Israel y sus aliados y se mudaron a Europa. El lazo se rompió. Esto continuó por 1800 años hasta el siglo Veinte cuando Dios comenzó a encargarse de Israel y Judá nuevamente.

 

14 Quebré luego el otro mi cayado Ataduras, para romper la hermandad entre Judá é Israel. 15 Y díjome Jehová: Toma aún el hato de un pastor insensato; 16 (11-15) porque he aquí, yo levanto pastor en la tierra, que no visitará las perdidas, no buscará la pequeña, no curará la perniquebrada, ni llevará la cansada á cuestas; sino que se comerá la carne de la gruesa, y romperá sus uñas. 17 (11-16) Mal haya el pastor de nada, que deja el ganado. Espada sobre su brazo, y sobre su ojo derecho: del todo se secará su brazo, y enteramente será su ojo derecho oscurecido (RV)

 

En 1916 Dios comenzó a ocuparse de Egipto y puso aparte a la Tierra Sagrada por medio del poder de Efraín. En 1917 Jerusalén fue tomada nuevamente y la tierra natal judía fue declarada en la Declaración Balfour. En 1948 Israel declaró la independencia y peleó su primera Guerra. En 1944 el Líbano declaró su  independencia pero en 1948 participó en la crisis de los refugiados palestinos,  que hizo que muchos se mudaran a Tiro y otras partes del Líbano. Los ochenta años de Egipto transcurrieron desde 1916 hasta 1996. La Iglesia de Dios fue reorganizada durante cuarenta años en este momento desde 1927 hasta 1967.  Ellos no se ocuparon apropiadamente del rebaño de Dios y fueron entregados a los pastores ídolos y en 1967 quedaron integrados a los últimos días junto a las naciones de Israel para las cuales debían ser guías en profecía pero fallaron en su tarea. Se otorgó un ciclo de diecinueve años (ver también Cuarenta Años para Arrepentirse [290] y  La Profecía Falsa [269]).

 

Israel, Tiro y el Líbano y Galaad contaron con setenta años a partir de 1948. En esos años las otras naciones, incluyendo las Diez Tribus, engordarían y vivirían indolentemente.

 

Recordemos los dos brazos de la profecía de.Los Brazos Rotos de Faraón [036]. Los dos brazos tenían una duración de cuarenta años desde 1916 hasta 1996. Estaban separados de la primera sección por 2520 años o “siete tiempos”. Por lo tanto también vemos dos brazos de cuarenta años para estas naciones desde 1948 hasta 2028, que es el marco de tiempo establecido para todo el sistema Milenial. Desde 2018 hasta 2028 veremos el fin de la subyugación de las naciones y el establecimiento del sistema milenial.

 

En 1967 comenzó la secuencia de las guerras de Israel y así también la apostasía de las Iglesias de Dios. Ellos eliminaron toda la Pascua y enseñaron mentiras. Abandonaron la verdadera doctrina y enseñaron fábulas. Su doctrina sobre la naturaleza de Dios se volvió Diteísta y fueron entregados a corrupción mental. En 1997 los Tiempos de los Gentiles finalizaron y comenzaron los últimos treinta años de la subyugación de las naciones (ver documento Los Últimos Treinta Años: la Batalla Final [219]).

 

Para el 1 Abib de 2008 los cuarenta años de estos pueblos se habrán cumplido y entonces comenzará la secuencia del fin. Dios ha dicho que Él usará a Jerusalén para castigar a las naciones.

 

Zacarías, capítulo 12

El capítulo 12 de Zacarías se refiere a Judá y Jerusalén en los Últimos Días. Jerusalén se volverá una piedra pesada para TODOS los pueblos. Aquellos que la carguen serán destrozados aún cuando todos los pueblos de la tierra estarán unidos contra ella. Dios dice que en ese día él herirá a cada caballo con aturdimiento y a cada jinete con demencia. En ese día Dios abrirá Sus ojos sobre Judá. Es decir, Él los contemplará favorablemente y herirá a los caballos de los pueblos con ceguera, lo cual que parece indicar que esto es una ventaja en ese momento para Judá. Esto puede indicar que las tropas que atacan no pueden determinar su rumbo ni establecer estrategia ó tácticas correctas (Zac. 12:3-4). En los Últimos Días los líderes de Judá serán como un fuego devorador para todos los pueblos a su derecha o izquierda. Ellos dependerán de los habitantes de Jerusalén quienes van a estar con el Mesías y en la fuerza del Señor de los Ejércitos su Dios. De este modo los ataques a Jerusalén  continuarán hasta y después del Retorno del Mesías. Los elegidos habitarán Jerusalén con él y serán la fuerza de Judá en su entorno.

 

Zacarías 12:7 muestra que Judá se salva antes de Jerusalén para que Jerusalén no se magnifique a sí misma en contra de Judá. Dios defiende a Jerusalén. Zacarías 12:8 afirma que: En aquel día el que sea débil será como David y la casa de David será como  Dios, [como elohim] como el ángel de Jehová ante ellos [o a la cabeza]. En otras palabras ellos se convertirán en Elohim como Cristo a la cabeza es un Elohim (ver el documento Los Elegidos como Elohim [001]).

 

Dios dice entonces (en v. 9) que: “Lo que ocurrirá es que en aquel día yo buscaré destruir a todas las naciones que vengan en contra de Jerusalén.”

 

Zacarías 12:10 es una profecía de tipo y anti-tipo. Al retorno del Mesías ellos estimarán a aquél que traspasaron; en otras palabras, al Mesías a quien ellos colocaron en el  poste y atravesaron con una lanza. Hubo amargura en Jerusalén ante el sacrificio, y ésta volverá a experimentarse cuando las familias de Judá y Levi tomen conciencia de lo que hicieron, especialmente la casa de David por medio de Nathan en Judá, y la casa sacerdotal de Shimei en Levi, porque su primogénito fue el Mesías. El gran luto previo fue en Hadadrimmon (ahora Rummaneh) al oeste de Esdraelon cerca de Megido donde el Rey Josias fue asesinado y el luto fue inaudito. En otras palabras, es el luto más significativo en la historia de Israel, y fue ocasionado por la toma de conciencia de lo que hicieron y de lo que perdieron desde entonces.

 

Zacarías 12:1-14 Carga de la palabra de Jehová acerca de Israel. Jehová, que extiende los cielos, y funda la tierra, y forma el espíritu del hombre dentro de él, ha dicho: 2 He aquí, yo pongo á Jerusalem por vaso de temblor á todos los pueblos de alrededor cuando estén en el sitio contra Judá y contra Jerusalem.

Vea aquí que Judá también será herida en el sitio contra Jerusalén. Todos los que se relacionan con esto serán seriamente dañados.

 

3 Y será en aquel día, que yo pondré á Jerusalem por piedra pesada á todos los pueblos: todos los que se la cargaren, serán despedazados, bien que todas las gentes de la tierra se juntarán contra ella. 4 En aquel día, dice Jehová, heriré con aturdimiento á todo caballo, y con locura al que en él sube; mas sobre la casa de Judá abriré mis ojos, y á todo caballo de los pueblos heriré con ceguera 5 Y los capitanes de Judá dirán en su corazón: Mi fuerza son los moradores de Jerusalem en Jehová de los ejércitos su Dios.

Judá verá que Jerusalén es fortalecido en su poder espiritual por medio del poder de Dios. Esto es parte de su conversión.

 

6 En aquel día pondré los capitanes de Judá como un brasero de fuego en leña, y como una hacha de fuego en gavillas; y consumirán á diestra y á siniestra todos los pueblos alrededor: y Jerusalem será otra vez habitada en su lugar, en Jerusalem. 7 Y librará Jehová las tiendas de Judá primero, porque la gloria de la casa de David y del morador de Jerusalem no se engrandezca sobre Judá.

 

Vemos que la gloria de la casa de David y de la administración de Jerusalén no se enaltecerán ellos mismos sobre Judá, porque Judá tendrá la victoria en ese momento.

 

Este es el día del regreso del Mesías: El Día del Señor.

 

Los elegidos serán como elohim en ese día. Los santos serán resucitados y se convertirán en elohim, o hijos de Dios y efectivamente todos dioses, como el Mensajero del Señor a la cabeza; y ese ser es el Mesías el primogénito de los muertos (ver también el documento Los Elegidos como Elohim [001]).

 

8 En aquel día Jehová defenderá al morador de Jerusalem: y el que entre ellos fuere flaco, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como ángeles, como el ángel de Jehová delante de ellos.

 

Desde ese día Cristo llevará a todas las naciones a Megido.

 

 9 Y será que en aquel día yo procuraré quebrantar todas las gentes que vinieren contra Jerusalem.10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalem, espíritu de gracia y de oración; y mirarán á mí, á quien traspasaron, y harán llanto sobre él, como llanto sobre unigénito, afligiéndose sobre él como quien se aflige sobre primogénito.11 En aquel día habrá gran llanto en Jerusalem, como el llanto de Adadrimón en el valle de Megiddo.12 Y la tierra lamentará, cada linaje de por sí; el linaje de la casa de David por sí, y sus mujeres por sí; el linaje de la casa de Nathán por sí, y sus mujeres por sí; 13 El linaje de la casa de Leví por sí, y sus mujeres por sí; el linaje de Simei por sí, y sus mujeres por sí;14 Todos los otros linajes, los linajes por sí, y sus mujeres por sí. (RV)

Las familias de David por medio de Nathan y Levi por medio de Shimei (Lk. 3) son las familias del Mesías en Judá que vieron al Mesías ejecutado.

 

Entonces los pecados de Judá serán aliviados.

 

Zacarías, capítulo 13

El capítulo 13 afirma que en ese día se abrirá una fuente a la casa de David y a Jerusalén para el pecado y lo inmundo. Cuando eso ocurra los ídolos serán retirados de Jerusalén y todo Israel y los profetas serán eliminados porque el  Espíritu Santo será liberado en tal cantidad que la profecía ya no será necesaria, y aquellos que pretendan profetizar en nombre de Dios morirán (Zac. 13:3).

 

Si uno no ha visto Jerusalén, es dificil que comprenda la idolatría alli, con ídolos, íconos y sitios falsos, herejía y enseñanzas falsas por todos lados. El pueblo piensa que sirve a Dios postrándose efusivamente para besar piedras e ídolos con una religiosidad percibida.

 

Cuando Dios retire esta falsedad de Jerusalén y derrame Su Espíritu Santo los profetas demandarán gobierno. Zacarías 13:7 se refiere nuevamente al asesinato del Mesías y la dispersión de los elegidos en cumplimiento de Isaías 53:5-10. Las ovejas verán  dos tercios muertos y un tercio dispersado y purificado en el fuego (13:8-9).

 

Zacarías 13:1-9 "En aquel tiempo habrá manantial abierto para la casa de David y para los moradores de Jerusalem, para el pecado y la inmundicia. 2 Y será en aquel día, dice Jehová de los ejércitos, que talaré de la tierra los nombres de las imágenes, y nunca más vendrán en memoria: y también haré talar de la tierra los profetas, y espíritu de inmundicia. 3 Y será que cuando alguno más profetizare, diránle su padre y su madre que lo engendraron: No vivirás, porque has hablado mentira en el nombre de Jehová: y su padre y su madre que lo engendraron, le alancearán cuando profetizare. 4 Y será en aquel tiempo, que todos los profetas se avergonzarán de su visión cuando profetizaren; ni nunca más se vestirán de manto velloso para mentir 5 Y dirá: No soy profeta; labrador soy de la tierra: porque esto aprendí del hombre desde mi juventud. 6 Y le preguntarán: ¿Qué heridas son éstas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fuí herido en casa de mis amigos. 7 Levántate, oh espada, sobre el pastor, y sobre el hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y se derramarán las ovejas: mas tornaré mi mano sobre los chiquitos. 8 Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos partes serán taladas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella. 9 Y meteré en el fuego la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y probarélos como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío: y él dirá: Jehová es mi Dios. (RV)

Dios purificará a Jerusalén y a sus habitantes.

 

Zacarías, capítulo 14

Zacarías 14 va hasta el Día del Señor (ver el documento El Día del Señor y los Últimos Días [192]).

 

Justo antes de la venida del Mesías, la ciudad de Jerusalén es tomada y la mitad de la ciudad será tomada prisionera, pero la otra mitad permanecerá ahí y no será separada de ahí. Después el señor avanzará y peleará contra aquellas naciones. El Mesías estará en el Monte de los Olivos y la montaña se abrirá en dos, dirigiéndose hacia el norte y el sur y formando un valle que corre de este a oeste, y el valle tendrá un límite nuevo llamado Azal (SHD 682 de 680 atsel que significa noble).

 

Zacarías 14:1-21 He aquí, el día de Jehová viene, y tus despojos serán repartidos en medio de ti. 2 Porque yo reuniré todas las gentes en batalla contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y saqueadas serán las casas, y forzadas las mujeres: y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será talado de la ciudad. 3 Después saldrá Jehová, y peleará con aquellas gentes, como peleó el día de la batalla.

Las montañas a las que se alude en el verso  5 son las dos montañas formadas a partir del Monte de Olivos. Este terremoto es mencionado en Amos capítulo 1. En ese día el elegido de Israel vendrá y todos los santos vendrán con él (Zac. 14:5). El Mesías será rey sobre la tierra y su nombre será uno. La ciudad de Jerusalén será una planicie desde Geba, aproximadamente a seis millas al norte de Jerusalén, a Rimmon, que es Khan Umm er Rumamin (c. Neh. 11:29). El pueblo es Ain Rimmon (En Rimmon, Josh. 15:32).Éste fue primero asignado a  Simeon (Josh. 19:7; 1Crón. 4:32). Está en Judá del sur en el distrito de Negev cerca de Beer-sheba. Eusebio lo identificó como una villa judía muy extensa, diesiseis millas romanas al sur de Eleuteropolis en el medio de el Darome (parte sur de Judá). Khirbet er-Ramin está a nueve millas de nor noreste de Beer-sheba. Beer-sheba se encuentra a veintiocho millas al sur oeste de Hebron y Hebron está a diesinueve millas al sur de Jerusalén, y trece millas y medio al sudoeste de Bethlehem. Por lo tanto, el valle que comprende la planicie de Jerusalén tiene cuarenta y cuatro millas (o 66 km) de largo y cubre el país montañoso sur de Judá. El evento geológico es bastante  dramático.

 

    4 Y afirmaránse sus pies en aquel día sobre el monte de las Olivas, que está en frente de Jerusalem á la parte de oriente: y el monte de las Olivas, se partirá por medio de sí hacia el oriente y hacia el occidente haciendo un muy grande valle; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el mediodía. 5 Y huiréis al valle de los montes; porque el valle de los montes llegará hasta Hasal; y huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzzías, rey de Judá: y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos  (RV)

 

Aquí vemos que el Mesías retorna con los qedosim o los Santos. Esta también es la Iglesia.

6 Y acontecerá que en ese día no habrá luz clara, ni oscura. 7 Y será un día, el cual es conocido de Jehová, que ni será día ni noche; mas acontecerá que al tiempo de la tarde habrá luz. 8 Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalem aguas vivas; la mitad de ellas hacia la mar oriental, y la otra mitad hacia la mar occidental, en verano y en invierno. (RV)

 

El sistema de lagos subterráneo recientemente descubierto en Israel formará la base para las aguas que saldrán a los mares hacia el oeste y hacia el sudeste.

 

9 Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.10 Y toda la tierra se tornará como llanura desde Gabaa hasta Rimmón al mediodía de Jerusalem: y ésta será enaltecida, y habitarse ha en su lugar desde la puerta de Benjamín hasta el lugar de la puerta primera, hasta la puerta de los rincones; y desde la torre de Hananeel hasta los lagares del rey. 11 Y morarán en ella, y nunca más será anatema: sino que será Jerusalem habitada confiadamente. (RV)

Cristo como Rey, y la Iglesia, gobernarán desde Jerusalén por mil años (ver también Apoc. 20).

 

Los pueblos que pelean en contra de Jerusalén sufrirán una plaga  por la cual su carne, ojos y lenguas simplemente serán devoradas . Ellos se levantarán en contra de sus vecinos y se matarán unos a otros. La riqueza de las naciones involucradas fluirá hacia Jerusalén.

 

12 Y esta será la plaga con que herirá Jehová á todos los pueblos que pelearon contra Jerusalem: la carne de ellos se disolverá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán sus ojos en sus cuencas, y su lengua se les deshará en su boca. 13 Y acontecerá en aquel día que habrá en ellos gran quebrantamiento de Jehová; porque trabará cada uno de la mano de su compañero, y su mano echará contra la mano de su compañero.

 

Vea aquí que aún Judá peleará en contra de  Jerusalén antes de su conversión al final.

 

14 Y Judá también peleará en Jerusalén. Y serán reunidas las riquezas de todas las gentes de alrededor: oro, y plata, y ropas de vestir, en grande abundancia. 15 Y tal como esto será la plaga de los caballos, de los mulos, de los camellos, de los asnos, y de todas las bestias que estuvieren en aquellos campamentos.

 

Luego de este hecho, o gran Guerra del final de esta era, todos los que queden de las naciones que vinieron de todo el mundo en contra de Jerusalén enviarán a sus representantes a Jerusalén de año a año para adorar al Señor de los Ejércitos y para guardar la Fiesta de los Tabernáculos o tiendas. Aquellos que no suban de las familias de la tierra no tendrán lluvia en la estación correspondiente y sufrirán las plagas de Egipto. La irrigación no salvará al desobediente. De este modo, la desobediencia a las Leyes de Dios y Sus festividades resultará en la muerte. En las campanas de los caballos se leerá “santidad para el Señor” y las ollas en la Casa del Señor serán como los tazones ante el altar. Aquellos que se sacrifiquen cocinarán la carne en éstos en santidad (Zac. 14:16-21). El vegetarianismo no será una característica del Milenio (ver también Vegetarianismo en la Biblia [183]).

 

16 Y todos los que quedaren de las gentes que vinieron contra Jerusalén subirán de año en año á adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, y á celebrar la fiesta de las Cabañas. 17 Y acontecerá, que los de las familias de la tierra que no subieren á Jerusalén á adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia. 18 Y si la familia de Egipto no subiere, y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las gentes que no subieren á celebrar la fiesta de las Cabañas. 19 Esta será la pena del pecado de Egipto, y del pecado de todas las gentes que no subieran á celebrar la fiesta de las Cabañas. 20 En aquel tiempo estará sobre las campanillas de los caballos: SANTIDAD A JEHOVA; y las ollas en la casa de Jehová serán como los tazones delante del altar. 21 Y será toda olla en Jerusalem y en Judá santidad á Jehová de los ejércitos: y todos los que sacrificaren, vendrán y tomarán de ellas, y cocerán en ellas: y no habrá más Cananeo alguno en la casa de Jehová de los ejércitos en aquel tiempo. (RV)        

                     

Ezekiel en los capítulos 26 y 27 también trata acerca de Tiro y el destino que le espera a la ciudad. Fue atacada por los babilónicos, y nuevamente por los macedonios y griegos. Fue convertida en tendedero de redes por siglos, pero el texto dice que desaparecerá bajo las olas y el agua. Aquí vemos que los barcos de Tarsis eran marinos de su marina mercante. Javan, Tubal y Mesek eran los mercaderes de Tiro, por lo tanto eran mas predominantemente Jafetitas que Hamiticos y por eso es que el  YDNA predominante  es  K2 y no E3. Ezekiel 28 se relaciona directamente con Satán como Rey de Tiro.

 

Cualquiera de estas naciones que buscan la destrucción de Israel serán destrozadas. Y eso incluye a todos aquellos que buscan ayudar a otros en su destrucción como las naciones que ahora vemos aprovisionando a  otras para que la ataquen. Irán e Irak también pagarán el precio. Estas naciones que se vean involucradas en este tema serán engañadas para atacar a Jerusalén. La Guerra religiosa que en poco tiempo se tornará en la Tercera Guerra Mundial que será espantosa.

 

Veinte años antes de la guerra en 1967, el 15 de  Mayo de 1947, la Asamblea General de Las Naciones Unidas votó para crear un Comité Especial sobre Palestina (UNSCOP), el cual comenzó efectivamente el proceso  para el establecimiento del Estado de Israel. Esto fue treinta años después de la primera declaración del Primer Ministro Británico  Balfour estableciendo la madre tierra judía en 1917. La segunda Declaración de Balfour  se relacionó con el establecimiento constitucional de Australia. Sin embargo, la resolución de las Naciones Unidas, llegó muy tarde para salvar a Judá del Holocausto. Así como fue, Judá tuvo que pelear para ser establecido.

 

Tomando como base el ciclo de setenta años usado en las profecías, podría haber una correspondencia de año a año entre el horror que lleva a la Segunda Guerra Mundial desde 1936-1945 y el período desde 2006-2015 que verá la ejecución de la Tercera Guerra Mundial.

 

Desde la guerra en 1967 hasta 2007 son cuarenta años y no ha habido arrepentimiento hasta la fecha, tampoco hay ninguna posibilidad de que esto ocurra. Las Escrituras no pueden ser quebrantadas. Sin embargo, estos pueblos pueden arrepentirse, pero eligen no hacerlo. Los setenta años desde 1948 terminan en 2018. Los ochenta años de del período doble de cuarenta años termina en el primer año del Jubileo milenial en 2028. Entre el 2006 y el 2018 se desarrollará la estructura completa de las guerras. Desde 2006 vemos el problema escalando y Dios encargándose del Líbano e Irak. La guerra se extenderá a Siria e Irán.

 

Las acciones en contra de Israel en este período son pobres militarmente. Las tropas son incapaces de realizar operaciones de guerra efectivas tanto en estrategia como en táctica.

 

Las Naciones Unidas, actuando en condena de Israel, se ha colocado en esa categoría y sufrirá el mismo destino, dado que su estructura busca ocupar los lugares reservados al Mesías y a su pueblo.

 

Aún no es demasiado tarde para arrepentirse y ser restaurados.

q


 

Emprty Trailer